Vox, fotomontaje y ataúdes

Vox navega por las redes sociales como aquel pistolero, con dos séquitos detrás, monta a caballo por el desierto en los westerns, mientras piensa en una nueva víctima para cobrar la recompensa. La ultraderecha siempre se ha creído entre el bien y el mal, en una división superior.

Durante la tarde del lunes seis de abril, el partido de Santiago Abascal publicó en Twitter una imagen de la Gran Vía de Madrid. La instantánea muestra la conocida calle repleta de ataúdes con la bandera del Estado español sobre los féretros. Además, el siguiente texto completa el tweet: “Los españoles están haciendo muchas imágenes de manera espontánea. Esta retrata perfectamente el dolor de esta tragedia que el Gobierno y sus satélites mediáticos pretenden ocultar”.

La fotografía usada en la cuenta la realizó Ignacio Pereira en 2018. En la original, Pereira retrató la Gran Vía desierta, únicamente con un rider de Glovo. Vox la publicó sin permiso del autor, y con un montaje previo de ordenador en el que se añadieron los ataúdes.

En esta ocasión, las redes sociales han devuelto el golpe al partido de la derecha radical. En plataformas como Twitter, Vox ha tenido un caladero importante de votos por manipulaciones constantes como la del día de ayer. De hecho, el 21 de enero se deshabilitó la cuenta del partido por un delito de odio, al relacionar al PSOE con la promoción de la pederastia. Miles de personas tacharon de ruin y miserable el comportamiento de la extrema derecha española por el uso de mentiras en una situación tan delicado como la que el estado vive con la crisis sanitaria del Covid-19.

La publicación con la foto de Pereira no se trata de la primera en la que aparecen féretros. El dos de abril, Vox compartió en sus redes el vídeo de un parking utilizado como morgue. En el mensaje se acusaba al Gobierno y a medios de comunicación gubernamentales por una supuesta ocultación del hecho. Una nueva mentira para la colección. Tanto RTVE como la agencia EFE, entre muchos otros, mencionaron el documento grabado. Pertenecía al aparcamiento del Tanatorio de Collserola, en Barcelona.

Ante la pérdida, bandera. Ante la solidaridad, bandera. Ante la crítica, bandera. Ante la defensa, bandera. Ante las mentiras, bandera. Les da igual. Lo seguirán haciendo y pondrán a prueba a la ciudadanía que siempre estará por encima de los bufones de la corte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...