Sonia Moreno acusa en El Español a la comunidad Marroquí de apoyar el independentismo catalán movilizada por Rabat.

Tras la publicación de un artículo firmado por la periodista Sonia Moreno en el Español bajo el título  «Marruecos moviliza a su comunidad en Cataluña a favor del separatismo en respuesta al caso Ghali», donde acusa abiertamente al Estado Marroquí de utilizar la cuestión nacionalista catalana como arma de venganza tras la crisis de España con Marruecos y citamos: “La crisis diplomática y de fronteras por la negativa de España a reconocer la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental amenaza con escribir en Cataluña su próximo capítulo. Según ha podido saber EL ESPAÑOL por fuentes solventes de Rabat, el régimen ha enviado en los últimos días a decenas de colaboradores a Cataluña para agitar allí el independentismo contra España”.
Estas afirmaciones han desatado una lluvia de críticas por parte de la comunidad marroquí en Catalunya y ha puesto en evidencia a la ex-corresponsal en Marruecos.

Las criticas
En este sentido la Union de los Marroquíes de Catalunya (UMC) ha emitido hoy miércoles 2 de mayo un comunicado donde ha confirmado que “la sociedad de origen marroquí en Catalunya, es una comunidad transversal, que simpatiza con diferentes corrientes políticas e ideológicas, sin que ninguna de estas corrientes ideológicas ni las personas que la adoptan, representen a toda la comunidad, por lo tanto, ninguna ideología o tendencia política es ni mayoritaria ni influyente en el resto de la comunidad” y añade  que “los ciudadanos de origen Marroquí, son personas que se han instalado en Catalunya con el único fin de integrarse, y buscar un futuro para sus familias”.
La UMC ha acusado directamente a Sonia Moreno, que vive en España pero firma los artículos como si todavía estuviera en Tanger, de manipular los hechos y citamos: “La afirmación de que la comunidad de origen Marroquí en Catalunya, está movilizada a favor del independentismo, es faltar a la verdad de una manera gravemente injusta, que no favorece e incluso obstaculiza e impide la cohesión social y la integración de una comunidad ya estigmatizada por la islamofobia y la xenofobia” concluye el comunicado.
Por otra parte el activista Abdelhak Marso de origen marroquí ha dejado claro en una publicación en sus redes sociales que  “Sonia Moreno la periodista de El Español acusa a Marruecos que está movilizando a su comunidad en Cataluña a favor de la independencia de Catalunya. Marruecos ha dicho su postura y muy claro sobre el tema de la independencia de Catalunya y  Marruecos nunca apoya o ha apoyado ningún movimiento que quiere la independencia porque respeta la soberanía de los países miembros de la ONU”.
Muhamed Tanger  tanger escribe “completamente de acuerdo con las reglas digo estoy como toda mi familia en Cataluña y así manifestamos que estamos en contra de la independencia fingida de cualquier movimiento con fines políticos que actúan en contra de la integridad territorial” por su parte Abdeltef Ben Rahou asegura que no ha visto ” marroquíes en manifestaciones ni favor ni en contra, igualmente la comunidad marroquí para que salgan en alguna manifestación tiene que ver algo interés personal”. Samir el Ajjuri Tibouda dice que la periodista Sonia Moreno “hace tiempo que perdió credibilidad. Le están dando juego a sus seguidores pro-Polisario y todos sus artículos van en contra del régimen marroquí”.
Los fundamentos de Sonia Moreno se contradicen con el comunicado oficial de Marruecos
Sonia Moreno la periodista de El Español y El diario.es en su artículo acusa al estado marroquí de reclutar ciudadanos de origen marroquí residentes en Catalunya a favor del independismo catalán, olvidando que justo una horas antes de publicar el artículo en el Español, el Ministerio de Exteriores marroquí público un comunicado donde ha dejado clara su postura sobre el tema de Catalunya “Marruecos nunca instrumentalizó el separatismo. Nunca lo ha fomentado como moneda de cambio en sus relaciones internacionales, particularmente con sus vecinos. En este sentido, la política de Marruecos hacia España siempre ha sido clara. Durante la crisis catalana, Marruecos no optó por la neutralidad, sino que fue uno de los primeros en ponerse del lado de la integridad territorial y la unidad nacional de su vecino del norte de forma clara y contundente.
No tengamos una memoria corta. En 2012, por ejemplo, cuando hubo una visita a Marruecos de una delegación económica catalana, se modificó el programa, a petición del Gobierno español, para que esta delegación no fuera recibida a alto nivel y que todas las entrevistas se hicieran en presencia del representante de la Embajada de España en Rabat.
En 2017, la misma coherencia se dio cuando Marruecos rechazó la petición de visita y de reunión de un gran líder del separatismo catalán” subraya el comunicado
Caso Ziani , las mismas acusaciones que utiliza Sonia Moreno
Sin embargo,  la periodista que redacta sus artículos sobre Marruecos desde España acusa de una forma directa al régimen de Rabat de  extender “una red que controla a los referentes de la comunidad marroquí en Cataluña -la más importante de España-, a través de sus consulados en la región”. Una acusación ya vivida en Catalunya en 2013 con la expulsión de Nourdine Ziani acusado de espionaje, cuando todo el mundo sabía que el verdadero motivo de su expulsión era instalar la sede de su asociación en la fundación de Nous Catalans con la condición de no aceptar la petición de la asociación de los sahraouis pro Polisario de instalarse en la misma, esa condición según fuentes de este medio la puse en la reunión de la fundación y fue aceptada por Ángel Colom secretario general y Artur mas sin olvidar que  Marruecos sabía todo eso


Por otra parte la periodista ha intentado relacionar a la inteligencia marroquí con el independismo en un panorama similar al del 2013  “la estructura marroquí en Cataluña se asemeja a la de un pulpo. A la cabeza está el Ministerio de Exteriores, que depende de la Dirección General de Estudios y Documentación (DGED), el servicio de Inteligencia exterior marroquí. El personal de la DGED está distribuido en los 13 consulados que tiene en España. Por ejemplo, «en Barcelona, el vicecónsul es el jefe del servicio de la DGED en Cataluña», confirma en su artículo. Es la misma conclusión desde mayo de 2013 cuando el general Félix Sanz-Roldán (CNI), puso una denuncia a Ziani , según consta en la orden de expulsión, por, entre otras cosas, “amenazar la seguridad nacional (…) y comprometer las relaciones de España con otros países”. En la realidad  Ziani era un defensor del Sahara para los intereses de Marruecos en contra del frente Polisario , contra Algeria y contra la postura oficial de España,  fue una acusación oficial de parte del director del CNI (ver foto).  Por eso ni la prensa oficialista marroquí ni las ONG’s salieron a la defensa de Ziani.
Relacionar el Estado Marroqui con la independencia de Catalunya y acusarle de reclutar gente a favor, no solo es un error periodístico sino utilizar el periodismo para fines políticos y intereses de terceros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...