Segundo día de las jornadas «Dona i Família. El paper de les famílies en la prevenció de radicalització de joves»

Las premiadas

InfoTalQual ha reconocido públicamente a Àngela Pérez-Chuecos, asociación Darna; Aicha Bacha, Université Libre de Bruxelle-CECID-; Saliha Ben Ali, Save Belguim; Arbia Jebali, Free Sight Association Tunez, y a Fátima Chktaoi vecina de El Raval. El medio defiende que estas cinco mujeres han contribuido a la convivencia y a la prevención para conseguir una sociedad próspera. Además, el reconocimiento supone la entrega de una obra original del artista Jesús Borra.

Paco Martín, de la asociación Darna e InfoTalQual, ha alabado el trabajo de las mujeres en las asociaciones : «lo que tratamos de hacer en este día es empoderar (a la mujer)». Tras la inauguración, de la segunda sesión, Martín ha expuesto brevemente los méritos de cada premiada.

-A Arbia Jebali «por el trabajo que está realizando en Túnez, el trabajo de género, con las mujeres y los niños».

-A Aicha Bacha por «las investigaciones vinculadas con la investigación universitaria y a los orígenes del yihadismo».

-A Saliha Ben Ali: «Por su trabajo en Bélgica. Un esfuerzo a partir de una tragedia. Ha convertido su ira en energía para que lo que ella ha sufrido no le pase a más gente».

-A Ángela Pérez-Chuecos: «Para este premio hemos mirado de puertas para dentro. Ángela es quién trabaja con los niños de la asociación -Darna-«

-A Fátima Chktaoi : «La premiamos por el trabajo desde el anonimato. Porque las grandes guerras se ganan con pequeñas batallas. La batalla de luchar cada día por sus hijos, su pareja y salir adelante en este barrio».

La literatura de Jamila El Hassani. Ficción, realidad y entorno

La escritora Jamila El Hassani ha presentado su segundo libro “La sultana justiciera”, una narración acerca de la vida de una joven princesa que sufre la tiranía de su padre.

El Hassani ha agradecido al público su asistencia y ha contado que ambos libros son el resumen de una trayectoria vital: “Escribo desde los 15 años como joven y es una respuesta a una crisis de identidad; la literatura como una terapia”.

En 2013, publicó su primera novela: «La dona bereber». Según la autora, la publicación tiene el objetivo de “convencer a la gente del problema del machismo y el daño que está causando en la sociedad. La protagonista es una joven bereber de un pueblo de Marruecos, criada en una educación machista. Tanto ella como su madre son esclavizadas”. Cansada de su encarcelamiento, Salmia (la protagonista) decidió marcharse a las costas españolas. Atravesó el mar en patera. “Cuando alguien lo hace, es porque las condiciones de vida en su país son muy duras”.

Cuatro años después, Jamila escribió «La sultana justiciera», con la misma finalidad: “Ambientada en la Edad Media, como una fotografía del mundo actual.  Como los guerras y el abuso de poder, el hambre, la inmigración, y el racismo. Una foto del presente con un poco de maquillaje (del ayer)», comenta la narradora.

Sobre el personaje de la Sultana Rasha,su creadora ha dicho lo siguiente: «Es una mujer fuerte, su único deseo es pertenecer a un mundo justo e igualitario para todos. Es tan fuerte hasta el punto de enfrentarse a su padre, un hombre egocéntrico, que tiene amedrentada a la población. Una mujer por mucho que padezca el machismo, ha de luchar, tiene medios y capacidad».

Las dos novelas tienen rasgos autobiográficos: «se basan en dos extremismos: a los machistas y a los que abusan del poder para someter a la población». Además, Jamila ha relatado vivencias de su pasado: «He tenido una infancia muy complicada. Mi padre es el típico que cree que la mujer es para estar en casa y no tiene derecho para estudiar ni para salir».

Sobre las conferencias del primer día, la escritora ha comentado que no hay un manual para saber cómo una persona pueda caer en esas redes de terrorismo. Una persona con educación, con una cierta información, con seguridad y confianza en si misma, es más difícil que se fije en la red del terror y dejarse convencer para atentar contra sus amigos y su gente.

Por último, ha lamentado que se invierta más en seguridad y menos en educación y entidades (sociales): «niños que han venido y han nacido aquí han de ver que este es su país. Pero para una correcta integración es necesario el trabajo tanto de los que llegan como de los que viven aquí. Trabajo que tenemos que hacer conjuntamente».

Yannis Papaionnou, el laúd del Mediterráneo

El acto ha concluido con la actuación musical de Yannis Papaionnou. El músico griego -de Salónica- es una referencia en el panorama musical del Mediterráneo. Yannis está especializado en el laúd. Los años 2009 y 2014 representó a Grecia en el Festival Internacional de Laúd de Tetuán (Marruecos). El sonido del tradicional instrumento se mueve -en las manos de Papaioannou- entre la tradición y la modernidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...