Ramy Essam: “Suecia me ha enseñado muchas bondades. Pero mi caso no es el de todos. Hay muchos inmigrantes que buscan la oportunidad de tener una vida y vivir allí”

Entrevista de Julien Sobel, corresponsal de InfoTalQual en Estados Unidos

Ramy Essam (1987, Mansoura -Egipto) es un músico egipcio, conocido por sus apariciones en la Plaza Tahrir en El Cairo durante la Revolución egipcia de 2011 -en el contexto de la Primavera Árabe-. Sus actuaciones, en pleno auge de las manifestaciones, convirtieron a Ramy en un símbolo -la voz- de la revolución egipcia.Las canciones de Ramy fueron prohibidas, así como las actuaciones en lugares públicos.

Desde el 2014, el artista reside entre Finlandia y Suecia. El autor representa la igualdad de género, la libertad, la justicia social, la equidad, la atención médica, los derechos de las minorías, la educación y la paz.

Siendo de origen árabe y viviendo en Suecia, ¿cómo ha sido la experiencia en el país nórdico?

Suecia me ha enseñado muchas bondades . Pero mi caso no es el de todos. Hay muchos inmigrantes que buscan la oportunidad de tener una vida y vivir allí. Pero, desgraciadamente los devuelven. Por otro lado, también recibieron a muchas personas y les dieron la bienvenida. Tuve mucha suerte porque obtuve una residencia llamada “Safe Haven Programme” (“Programa de Refugio Seguro”) para artistas en riesgo. Por tanto, para mí todo fue muy fácil. Al principio tenía un visado de dos años y luego solicité la residencia permanente y la conseguí. No puedo quejarme de nada.

Al mismo tiempo, conocí a otros que realmente esperaron durante mucho tiempo una decisión favorable. Finalmente se encontraron con la devolución. Por lo tanto, es difícil estar en contra o a favor de Suecia al 100%. He visto “bondad” en la gente, pero al mismo tiempo, ha sido decepcionante ver tanto casos rechazados . No sé cómo es en otros países, pero así es la política de inmigración en el país sueco. La oficina de inmigración no está funcionando bien, porque no se puede juzgar qué caso merece quedarse y cuál regresar. Si piensas desde un punto de vista humanitario, nadie debería estar (atrapado) en Siria. Se ven ejemplos en los que la gente corre peligro. Esas personas regresaron (a sus países de origen) y murieron; pero otro no. Incluso, retornaron a los que estaban en peligro, y se quedaron con los que no lo estaban. Así que todo resulta decepcionante. Realmente, no tengo una imagen clara más allá de lo que he comentado.

Se ha hablado mucho sobre el crecimiento de la extrema derecha en Suecia, por ejemplo, del partido “Demócratas de Suecia” (SD). ¿Ves ese aumento de la extrema derecha representado en tus interacciones diarias con las personas en Suecia?

Actualmente, vivo en Gotemburgo. Se percibe el crecimiento del ala derecha en Europa y, lamentablemente, también en países como Finlandia y Suecia, lugares que han sido conocidos por ser los países más agradables para vivir, especialmente para los extranjeros. Pero especialmente en Suecia, la derecha ha ido creciendo y, lamentablemente, las personas que apoyan este tipo de ideología, se han abierto, y son más valientes para hablar de ello. Es aterrador.

En las últimas elecciones, en Suecia, que no fueron hace mucho tiempo, la extrema derecha se hizo más grande. Además, con el actual gobierno sueco, recientemente muchas cosas, se han vuelto poco claras. Y eso es tan triste. En Finlandia, el ala derecha ha tenido influencia en el gobierno en el poder. Pero en las elecciones que se celebrarán el próximo abril, los expertos analizan que la derecha perderá, en gran medida. El sector conservador tomó el poder en las últimas elecciones y mostró a la gente que eran perdedores. Todo lo que prometieron a la gente, para tratar de obtener publicidad y credibilidad, no lo cumplieron cuando tuvieron la oportunidad. Y eso fue suficiente para que la gente dijera “ya no queremos seguir con esto”. Así que al menos en Finlandia, fue bueno que el ala derecha gobernara y demostrara que no pueden hacer nada y perder. Pero en Suecia, todavía no es así. Los grupos de derecha todavía tiene algún tipo de poder en este momento, y eso da miedo.

Ha habido algunas acciones racistas a las que me he enfrentado, pero no culparé a Suecia por eso, porque están en todas partes. En cualquier país encontrarás racistas y buenas personas. Y nuevamente en Suecia, no puedo quejarme. Todas las personas racistas (con las que me enfrenté) no fueron un gran problema para mí. Pero para otros no lo sé.

Ramy Essam / InfoTalQual

¿Crees que la comunidad árabe en Suecia está bien?

Cuando se trata de sirios e iraquíes, al menos, están teniendo su comunidad. Y es una gran comunidad. Pero desde mi punto de vista, estoy culpando al sistema. No está trabajando para integrarse y comprometerse más [con] la sociedad sueca, y tener los beneficios de las dos culturas. No es la mejor experiencia para los inmigrantes venir a otro país y terminar aislados en sus burbujas.

—¿Entonces crees que eso está pasando? La burbuja

Está ocurriendo (a lo grande), especialmente en Malmö, en el sur. Uno va y ve a los sirios juntos, los iraquíes están unos con otros, los afganos igual, los pakistaníes conviven entre ellos. Y esa no es la mejor manera. Cada cultura tiene bondad y maldad, así que al menos compartamos las cosas buenas y vivamos juntos.

¿Crees que los suecos (autóctonos) están abiertos a esa integración?

No todos ellos, como mencioné. Hay gente de derecha y racista en todas partes. A estos individuos no les gustan los extranjeros. Pero hay muchos suecos que dan la bienvenida y se comprometen (con los recién llegados) tanto como pueden. Pero cuando se trata del sistema del país, no están haciendo lo suficiente. Entonces, cuando sucede, la integración, o la mezcla de culturas, surge en individuos y grupos pequeños.

¿Crees que es, desde dentro de las comunidades, de dónde viene la necesidad de burbuja? ¿Puede ser un factor religioso? ¿Social?

Es una mezcla de muchas cosas. La religión es una gran parte. No quiero poner la religión como la única causa. El gobierno no trabaja bien para hacer que la gente se integre, porque no es fácil aprender una nueva cultura tan rápido ni un nuevo idioma, especialmente para las personas mayores (simplemente terminan haciéndolo por su cuenta). Cuando un individuo tiene la oportunidad de estar con personas que hablan su propia lengua y comparte su cultura, es más fácil quedarse con ellos. Así que son ambos (religión y cultura). La gente misma (que) quiere quedarse con su propia cultura, y le tiene un poco de miedo a la cultura occidental abierta, que es muy diferente. Sin embargo, el gobierno tampoco trabaja lo suficiente para integrarlos. No hay trabajo suficiente para utilizar los recursos humanos que llegan al país. Muchas personas -científicos, ingenieros, médicos o artistas- son profesionales importantes que realmente podrían ayudar a inspirar a las personas a respaldar el sistema, pero no usan sus habilidades , y simplemente terminan haciendo trabajos (de mierda), que realmente no ayudan a la integración de las personas en la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...