Rabat desmiente las acusaciones de HRW de violar los derechos humanos en el Sáhara  

En un comunicado, la Delegación Interministerial de Derechos Humanos en Marruecos (DIDH) afirma haber tomado nota de la publicación de un comunicado de Human Rights Watch HRW, el 18 de diciembre de 2020, que según la Delegación “reivindica y promueve un discurso político hostil a la integridad territorial de Marruecos”, agregando que la  nota de prensa de la ONG HRW “contiene, como es habitual, denuncias totalmente infundadas y no basadas en ninguna realidad, con el objetivo de conferir el carácter de derechos humanos”.

Las autoridades marroquíes, en su comunicado han  señalado que  “HRW adopta la tesis de los enemigos de Marruecos sobre la intervención pacífica y legítima para reabrir la carretera entre Marruecos y Mauritania, en la zona de El Guerguarat”, y agregó “que esta intervención se produjo después del agotamiento de todas las vías, incluidas los llamamientos del Secretario General de la ONU y las resoluciones del Consejo de Seguridad que subrayan la necesidad de no socavar la libertad de circulación de personas y bienes en esta área”.

La Delegación precisa además que “la metodología sesgada adoptada por HRW, que las autoridades marroquíes han refutado constantemente, presenta hechos que no reflejan la realidad, en la medida en que «esta organización hubiera hecho mejor en denunciar la explotación de niños con fines políticos por círculos separatistas en lugar de acusar a las autoridades marroquíes que intervinieron en aplicación de la ley para protegerlos de esta explotación”.

La Delegación ha dejado claro a la Organización que “la supervisión de los derechos humanos en las provincias del sur está a cargo del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH), como institución constitucional independiente, señalando que el papel de sus comités regionales en el Sahara marroquí ha sido aclamado por sucesivas resoluciones del Consejo de Seguridad, la última de las cuales es la (2548) adoptada a finales de octubre de 2020”.

La ONG Human Rights Watch  HRW, el pasado 18 de diciembre, ha acusado a Marruecos de Tomar “medidas enérgicas contra los activistas independentistas en el Sáhara Occidental después de un incidente en un cruce fronterizo el 13 de noviembre de 2020” y agregaron que “Las fuerzas de seguridad disolvieron las manifestaciones independentistas y hostigaron, golpearon, arrestaron o atacaron las casas de varios de los activistas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...