Puntos de vista sobre el bombardeo de Guerguerat por parte del Polisario

Articulo de: Muhammad Salem Abdel Fattah

Según fuentes de medios oficiales afiliados al Frente Polisario y también testigos presenciales en el puesto fronterizo de Guerguerat, los separatistas saharuis han bombardeado Guerguerat con cuatro misiles.

Al observar el impacto del bombardeo, quedó claro el tipo de misiles utilizados, en su mayoría del tipo Grad P, de fácil uso, transporte e instalación, pero con un poder explosivo limitado y una orientación imprecisa.  Las explosiones no  causaron daño a las instalaciones cercanas al cruce fronterizo.

El resto de los detalles técnicos siguen sin esclarecerse y contienen diferentes posibilidades:

La primera expone que los miembros del Polisario recurrieron al uso de vehículos civiles para infiltrarse en la zona de Guerguerat y bombardear posiciones cercanas al cruce fronterizo. Si es así, la dirección del Frente está jugando con fuego. El asunto va más allá de la posibilidad de estigmatizarlo como terrorismo por su ataque a instalaciones civiles, ya que violarían las reglas de enfrentamiento internacionalmente reconocidas, que imponen la distinción y distanciamiento de elementos, mecanismos e instalaciones militares de combate de otros mecanismos e instalaciones civiles para evitar daños a la población civil.

A pesar de sus ataques contra civiles en períodos anteriores, el Polisario pudo preservar su reputación internacional como un «movimiento de liberación» , lejos de las clasificaciones terroristas, pero con su objetivo de instalaciones civiles como el paso de Guerguerat, según la descripción del Secretario General de la ONU, además de su uso de manifestaciones civiles para encubrir sus operaciones militares. Marruecos siempre ha hecho lo posible para convencer a sus aliados, las importantes potencias internacionales, y clasificar el Frente como organización terrorista.

La segunda la respaldan noticias, no confirmadas, que indican que los combatientes del Polisario se infiltraron en las fronteras mauritanas y establecieron la plataforma de misiles Grad en el país vecino. Esta posibilidad gana enteros ya que los miembros del Polisario pueden ubicarse en la franja de separación adyacente a cada uno de los muros militares y la frontera mauritana, en el sector de Bir Kunduz. Esta zona es estrecha y se caracteriza por un terreno plano y casi sin cobertura vegetal, lo que hace que sea difícil de utilizar desde posiciones del Frente para lanzar ataques militares. Además, en la franja también hay radares instalados en los sitios militares avanzados de Marruecos y en el campo de visión del ejército marroquí. Eso facilita al Polisario para apuntar a cualquier lugar desde el otro lado de la frontera.

El fracaso de la operación respalda la segunda suposición. El alcance máximo de los misiles Grad es de 20 km. La distancia desde la que se lanzaron puede explicar que no causaran daños. Llevar a cabo la operación de bombardeo desde dentro de la franja fronteriza hubiera supuesto una mayor precisión en los objetivos. Independientemente desde donde los lanzaran, el Frente se ha expuesto a recibir ataques del ejército marroquí en zonas del Polisario.

En todos los casos, resulta poco probable que Mauritania hubiera colaborado con los miembros del Frente para que se infiltraran en su territorio. Desde el ejecutivo mauritano han apoyado las medidas de seguridad y militares que Marruecos lanzó en Guerguerat, como lo muestra la coordinación establecida entre Rabat y Nuakchot, tras la intervención marroquí del 13 de noviembre en el Sáhara Occidental.

Por si fuera poco, Mauritania se vería gravemente afectada a nivel regional si facilitara la entrada de los separatistas saharauis en su territorio. La economía mauritana depende de ese paso fronterizo, el cual cubre parte de sus necesidades alimentarias gracias a Guerguerat y resulta clave para transportar mineral de hierro al puerto de Nuakchot. Por tanto, esto último sí que evidencia que no ha existido ningún apoyo de Mauritania al Frente Polisario.

Pese a ello, la parte marroquí exigirá al gobierno mauritano que adopte medidas más estrictas para asegurar las fronteras adyacentes al muro marroquí. Los acontecimientos recientes pueden imponer más seguridad y coordinación militar entre las dos partes a expensas de las relaciones de Mauritania con el Polisario, que son imprescindibles por el uso del paso fronterizo y la separación de los territorios en manos del Frente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...