¿Por qué Iglesias no viajará junto a Sánchez a la cumbre de Marruecos?

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, no acompañará al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en la cumbre bilateral con Marruecos que se va a celebrar el próximo 17 de diciembre en Rabat. Fuentes gubernamentales han explicado a Medios de comunicación que la delegación del Ejecutivo que acudirá a Marruecos aún se está cerrando.

En el caso de Iglesias, que ya ha participado en otras cumbres con Italia o Portugal, no está programada su presencia al no contemplarse en el marco de sus competencias memorandos con Marruecos, apuntan desde la Moncloa. Esta cumbre bilateral con Marruecos (que oficialmente se llama reunión de alto nivel o RAN) se celebra en medio de fuertes restricciones de movimiento en este país. El argumento de las las medidas contra COVID-19, no aguanta mucho frente a la postura de Podemos sobre el Sahara Occidental.

El vicepresidente segundo del Gobierno dijo esta semana que el Ministerio de Exteriores está trabajando «de manera discreta» para que vuelva a haber un enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, algo que, a su juicio, es «condición de posibilidad» para que haya diálogo y se avance en la resolución del conflicto. También defendió su derecho a recordar la «legalidad vigente» y, en concreto, la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU de 1991 en la que se instaba a que se celebrara un referéndum «para la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental», sin que ello suponga, ha asegurado, dar su opinión. El pasado 18 de noviembre Unidas Podemos (UP) insta al Gobierno de coalición de Pedro Sánchez a que garanticen la celebración de un referéndum de autodeterminación en el Sahara Occidental y trabajen con Naciones Unidas para «detener la guerra» y «cumplir las resoluciones» del Consejo de Seguridad.

«El Gobierno español debe trabajar para que la MINURSO cumpla la Resolución 690 del Consejo de Seguridad de 29 de abril de 1991 que mandata la organización de un referéndum con el establecimiento de un calendario y un censo justo, así como fijar las garantías para su cumplimiento», defienden en el documento

Un hecho más para que convierta a Pablo en una persona no bienvenida en Marruecos,  es su discurso  en la celebración de la edición número 39 de la Eucoco (Conferencia Europea de Apoyo al Pueblo Saharaui) en la Universidad Complutense de Madrid, donde insisto que  “Los saharauis no son solamente nuestros vecinos del sur, son nuestros hermanos, y a los hermanos no se les abandona”. Esta frase la pronunciaba Pablo Iglesias, actual vicepresidente segundo del Gobierno, allá por el año 2014, Podemos era un partido muy joven, tan solo medio año antes había irrumpido con fuerza en el Parlamento Europeo. “El derecho internacional y la propia ONU no se cansan de repetir que España sigue siendo responsable administrativa y políticamente del Sáhara, pero los gobiernos de nuestro país, por desgracia, no han hecho lo suficiente por revertir una situación heredada de la dictadura”, proseguía Iglesias.

Y no solo eso. Dina Bousselham, la ciudadana marroquí que fue la principal asistente de Pablo Iglesias en el  Parlamento Europeo declaro en 2018 dos años antes de la crisis de Guerguerat que  “los partidos políticos del establishmen y los medios de comunicación silencian una lucha tan importante como es la del pueblo saharaui, con el que España tiene tanta responsabilidad. Es una de sus mayores vergüenzas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...