Mohamed Chaib, hay un antes y un después

Desde que hace unos días, Miriam Hatibi, ex portavoz de Ibn Batuta y nuera de su fundador, hiciese pública su postura de apoyo a las reivindicaciones saharauis no ha parado de recibir críticas en las redes de parte del establishment marroquí.

Algunos,   han aprovechado para pedir explicaciones a quién la presentó en sociedad como el nuevo mirlo blanco de la comunidad marroquí en Catalunya. En ese sentido, no hay que olvidar el papel de Hatibi como representante oficiosa de la comunidad  ante las máximas autoridades españolas en la multitudinaria manifestación celebrada en la Ciudad Condal, tras los atentados de Cambrils y Barcelona.

Sintiéndose atacado en lo más íntimo, en la esfera familiar, el ex diputado socialista ha cargado contra casi todo y contra casi todos, dejando hasta en mal lugar a Miriam Hatibi, con la intención, imaginamos, de disculparla.

Las declaraciones del miembro, o ex, del Consejo Supremo para las Migraciones de Marruecos, suponen un antes y un después con respecto a su actitud pública hacia los medios de comunicación y partidos políticos españoles, de los que, paradójicamente, forma, o ha formado, parte,  y sobre sus opiniones hacia lo que él entiende como las obligaciones de las instituciones públicas marroquís  con sus conciudadanos residentes en nuestro país.

Por un lado, afirma que los partidos políticos españoles amigos de Marruecos están infiltrados por miembros del Frente Polisario. En primer lugar es interesante plantearse si existe algún partido político español que, oficialmente, tenga malas relaciones con el país alauita. Formalmente no, por lo tanto, debe referirse a todos los partidos políticos, ¿incluido Vox?, ¿o el PP? ¿O tal vez se refiere al partido político por el que ha sido diputat, en el Parlament catalán, y diputado, en el Parlamento español? Parece un poco contradictorio haber estado en primera línea política durante años sin haberse pronunciado en ese sentido y ahora, en cambio, hacerlo.

Afirma también el mismo grado de infiltración polisaria en los medios de comunicación españoles, habla incluso de la existencia de un lobby. La verdad es que cuesta un poco imaginar a periodistas del Frente Polisario, o simpatizante, trabajando en las redacciones de ABC, o El Mundo, por poner tan sólo dos ejemplos. Sería interesante oír sus explicaciones al respecto.

Y por otro lado, acusa directamente a Marruecos  de no formar ni educar correctamente a los jóvenes marroquís que residen en España en temas relacionados con la integridad nacional del país magrebí. Vuelven a ser contradictorias estas afirmaciones en boca de un miembro, o ex miembro porque el protagonista ni confirma ni desmiente, del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Exterior de Marruecos. ¿Por qué nunca se quejó pero ahora si lo hace? También sería interesante oír sus explicaciones sobre el tema.

Además, sus manifestaciones, realizadas a un digital marroquí, desacreditan también a Miriam Hatibi, o por lo menos la muestran como una joven, de 27 años, influenciable por los medios de comunicación y sin criterio propio. No hace falta ir muy lejos para comprobar que eso no es así. Habiti aparece en la wikipedia como analista de datos de una agencia de comunicación basada en data mining y como activista, con formación en International Business Economics de la Universitat Pompeu Fabra y con un posgrado en Internacionalización en la Universidad de Barcelona. Fue también la portavoz, desde el 2014 hasta hace este mismo año, de la Fundación Ibn Batuta y autora de dos libros, Leila y  Mírame a los ojos.  No parece, a simple vista, alguien fácil de engañar a través de los mensajes tóxicos de los infiltrados del Polisario en los medios de comunicación españoles. Parece más bien alguien con criterio propio y con ganas de hacerse oír, tiene todo el derecho del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...