Médicos egipcios critican al gobierno y le acusan de “negligencia” Los trabajadores sanitarios advierten del “completo colapso” del sistema de salud y lamentan la muerte por Covid-19 de algunos compañeros

El lunes, el Sindicato Médico Egipcio (EMS) criticó al gobierno por el incremento de los contagios por Covid-19 y de las muertes entre los trabajadores de la salud. El EMS advirtió el “colapso completo” del sistema sanitario en el país mediterráneo en su mayor reprobación al ejecutivo desde el principio de la pandemia en Egipto. Además de la preocupación por los contagios, las quejas se han dirigido a la falta de equipos de protección, kits de pruebas y camas de hospital para los médicos.

El sindicato describió la actuación del ministerio de salud egipcio como el culpable de estos fallecimientos. “El EMS considera al ministerio de salud totalmente responsable de las crecientes muertes e infecciones entre los médicos debido a su negligencia… que equivale a la muerte por abandono del deber”, dijo el comunicado. Según las cifras oficiales, 19 médicos han fallecidos y 350 han dado positivos.

Tras las críticas, la Ministra de Salud, Hala Zayed apuntó que el gobierno estaba “haciendo un seguimiento para proporcionar la mejor atención posible” al personal médico. Las autoridades han intentado asignar zoans con capacidad para 20 camas en los hospitales en cuarentena para el personal sanitario contagiado y proporcionar “reservas suficientes” de equipos de protección individual.

Lejos de conformarse con la respuesta gubernamental, el sindicato emitió la declaración tras el fallecimiento el sábado del doctor Walid Yehia, que no pudo conseguir una cama en un hospital de aislamiento. ‘Zayed prometió también el inicio de una investigación judicial “urgente”. El hermano de Yehia, Ashraf Zalouk, publicó en Facebook un mensaje de recuerdo y crítica al gobierno: “sus colegas y yo estuvimos con él, pidiendo ayuda, pero no hubo ninguna respuesta”.

A diferencia de otros países del Norte de África, el gobierno egipcio no optó por decretar un estado de emergencia o el confinamiento total para evitar una paralización de la economía. Sin embargo, cada vez hay más voces a favor del endurecimiento de las medidas para controlar la pandemia.

En repetidas ocasiones, el ejecutivo ha asegurado que tiene la situación controlada. Pese a ello, ha reforzado el control sobre la información y los datos referidos a la Covid-19. Además, Egipto está expulsando y deteniendo a las personas que obstaculizan los recuentos oficiales.  Según Amnistía Internacional, más de una docena de personas han sido víctimas de la represión en el país por causas relacionadas con la crisis actual.

Egipto ha registrado oficialmente 17.967 infecciones y 783 muertes por COVID-19. La curva se está acelerando y, con hospitales en cuarentena y sin recursos, se teme que lo peor este por venir, como advierte el comunicado del sindicato.

Durante el Eid al-Fitr, las autoridades anunciaron el toque de queda nocturno, que comienza a las cinco de la tarde y el transporte público se ha detenido hasta el 29 de mayo. Tras la festividad que marca el final del mes del Ramadán, Egipto levantará esa medida excepcional.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...