Más de 150 personas se manifestaron para visibilizar la causa de los menores no acompañados Más de 150 personas participaron ayer el martes en Barcelona, en la manifestación  en solidaridad con menores no acompañados y en memoria del joven Omar, que el pasado 6 de noviembre se suicidó pocas  semanas después de ser expulsado de un centro de menores de Igualada

En  la manifestación organizada por Las asociaciones de Exmenas, Noves Vies, Precàries, frente el recinto de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) de Barcelona, han acudido decenas de educadores, ex titulados y voluntarios que trabajan con los jóvenes inmigrantes.

La protesta criticó duramente las pruebas de mayoría de edad que el gobierno estatal hace a los jóvenes inmigrantes cuando llegan a España. Bajo el lema ‘No son invisibles, los invisibiliza’, los concentrados también han rendido homenaje al Omar, un joven guineano que se suicidó el mes pasado en Igualada días después de que lo expulsaran del centro donde residía alegando que «según las pruebas, ya era mayor de edad».

Maria Eugenia,una las organizadoras y activista de Noves Vies, Precàries, pone el dedo encima de la herida que sufre el colectivo de menores no acompañados “ tenemos que poner sobre la mesa, algunos problemas que afrentan los menores que llevan años en los centros y al cumplir  18 años serán expulsados , ¿qué pasa con los que no tienen la documentación en regla , como pueden trabajar , como pueden ir a ver sus familiares? “ por su parte Iman, del colectivo Exmenas ha pedido la “anulación inmediata de las probas ya que forman un acto racista y que pueden ser la causa de la muerte de otras personas como el Omar”

Estas pruebas, realizadas por el Instituto Anatómico Forense, consisten en medir los huesos y los dientes de los jóvenes para determinar su edad. De este modo, establecen cuando es el momento para que los jóvenes inmigrantes dejen los centros sociales donde se encuentran. A consecuencia de la llegada creciente de jóvenes inmigrantes han aumentado el número de estas pruebas.

La ONU fue la primera entidad en criticar este tipo de pruebas, ya que considera que los resultados son «poco precisos y con mucho margen de error.

Omar Diallo recibió una carta de la Fiscalía confirmando que ya era mayor de edad y, por tanto, debía ser expulsado del centro donde residía, situado en Calella. La cooperativa Eduvic, que trabaja en casos como el del Omar, le ha podido colocar en Igualada, en casa de un compañero de su país. Sin embargo, el joven no fue capaz de afrontar la situación y se terminó sacando la vida, según han explicado desde Exmenas. Los manifestantes han denunciado situaciones como la del Omar y otros jóvenes menores tutelados por el Estado. Los organizadores del evento apuntan a la creación de una plataforma cuyo  objetivo es dar voz a un colectivo cada vez más numeroso y reivindicar sus derechos y sus libertades.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...