Marruecos presenta un modelo en ejemplar de la convivencia de las subidentidades

Rabat -TalQual Media

  • Los participantes en un simposio sobre “El problema de la identidad colectiva y el conflicto de las subidentidades” destacaron  ayer, sábado, en el marco de la Feria Internacional del Libro en Rabat, que Marruecos se caracteriza por una identidad integral con identidades homogéneas subexpresiones que pueden constituir un modelo dentro de un entorno árabe que sufre conflictos de identidad.

Los participantes en este encuentro destacaron la gran contribución de los miembros de la comunidad marroquí residentes en el extranjero en la difusión de la identidad cultural marroquí a nivel internacional.

En este sentido, el Secretario General del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Exterior (CCME()  Abdallah Boussouf, dijo que el conflicto entre la identidad colectiva y las subidentidades es un problema que no se plantea en Marruecos, dado que los marroquíes tienen una identidad marroquí, que se combina dentro de múltiples componentes (musulmán, árabe, judío, bereber y hassaniya).

Boussouf  agregó que esta multiplicidad de dimensiones nutre la identidad marroquí y fortalece el tejido social del país, lo que otorga al modelo marroquí un carácter único, entre el resto de los países árabes, muchos de los cuales sufren conflictos identitarios.

Boussouf también se refirió al gran papel desempeñado por los miembros de la comunidad marroquí que residen en el extranjero en la introducción de la cultura y la identidad marroquíes, destacando hasta qué punto los marroquíes de todo el mundo se aferran a la identidad nacional marroquí, citando mucha de la literatura presentada a los escritores marroquíes en el extranjero en todos los idiomas del mundo, durante la presente sesión de la Exposición Internacional El libro en Rabat, que contribuye al avance del conocimiento y la cultura en Marruecos.

También afirmó  que los marroquíes del mundo son considerados una palanca principal para el desarrollo de Marruecos, no solo desde el punto de vista económico, sino también desde el punto de vista intelectual porque viven en países desarrollados y han podido interactuar con el pensamiento y la cultura occidental, lo que les proporciona un conocimiento intelectual y una experiencia científica que contribuirán en gran medida a la promoción del desarrollo del proyecto de Marruecos.

Por su parte, el novelista Bensalem Himmich señaló que la identidad nacional debe ser como un árbol, cuyas raíces representen el origen identitario del país, y luego ramificarse a través de múltiples dimensiones y afluentes, contribuyendo al enriquecimiento y fortalecimiento del tejido social de cada país.

Este artículo está limitado a los usuarios con el nivel de suscripción gratuita y suscripción anual.
Regístrate y accede a todo nuestro contenido