Marruecos potenciará su industria nacional y ahorrará 3.945 millones de euros en importaciones El ministro de Industria presentó el lunes el ambicioso plan que el país tiene para convertirse en una potencia mundial en diversos sectores industriales entre los que destaca el del automóvil

El Gobierno marroquí ha presentado las nuevas medidas en el sector industrial para los próximos años. Durante una sesión parlamentaria en la Cámara de Representantes, el ministro de Industria, Moulay Hafid Elalamy, anunció que la industria nacional se potenciará y las exportaciones se reducirán hasta un ahorro para el país de 43.000 millones de dirhams (3.945 millones de euros).

Según Elalamy, 22 de los 43 mil millones se destinarán a la demanda interna de algunos productos importados para reducir las inversiones de Marruecos lejos de sus fronteras. «Tenemos planes de negocios y sabemos exactamente lo que tenemos que hacer para dejar de importar [los productos]. Trabajaremos en ello en las próximas semanas y pondremos en marcha el proyecto, dirigiéndolo a los jóvenes e inversores marroquíes”, expuso el ministro.

En la sesión del lunes, Elalamy reconoció que el sector industrial todavía está en plena recuperación, pero tiene oportunidades que el país debe aprovechar. A finales de abril, el sector industrial registró una disminución de los ingresos del 30% en comparación con el mismo período del año anterior. Dos meses después (finales de junio), la disminución era del 20%. “Los impactos de la crisis son muy significativos, pero esperamos que, en un futuro próximo, las oportunidades nos permitan repuntar”, indicó con optimismo el representante del gobierno.

Las nuevas oportunidades para el tejido industrial de Marruecos surgen de la cambiante economía mundial, atrapada por la pandemia de la Covid-19. “Durante esta crisis, todos los países tomaron conciencia de la relación comercial particular que tienen con China. La mayoría de los productos del sector de la salud, como las mascarillas médicas, los ventiladores y otros productos son importados de China, por lo que muchos países están pensando en diversificar sus relaciones comerciales y no tener a China como único socio”, expuso Elalamy.

Para el ministro, el aumento del costo de la mano de obra en China provocará que muchas empresas busquen mano de obra más allá del gigante asiático. El tercer factor clave que destacó fue el movimiento de los países hacia las energías renovables. En este sentido, algunos estados europeos han establecido un nuevo impuesto a los productos importados que se hayan fabricado con energías no renovables.

Ante esta situación tan incierta en la economía global, Marruecos trabaja en un ambicioso proyecto para que la industria marroquí se potencie, ahorre en importaciones y base la mayoría de sus recursos en energías renovables. Elalamy destacó el sector automovilístico como paradigma de los esfuerzos del ejecutivo para mejorar la competitividad de su economía.

«Hoy en día, sólo hay dos países que tienen una mejor competitividad (en la industria automotriz) que Marruecos. Son China y la India. Hemos superado a Europa del Este, Turquía y otros países, y sólo quedan China e India», defendió el ministro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...