Marruecos: el Covid-19 es más peligroso para migrantes y refugiados Según acaba de hacer público la ONG Oxfam-Marruecos, el estado marroquí no puede hacerse cargo de la prevención sanitaria necesaria para garantizar la salud de los migrantes, los refugiados, las personas desplazadas y los solicitantes de asilo con presencia en su territorio.

Oxfam-Marruecos destaca que esta pandemia aumenta considerablemente la vulnerabilidad de los 272 millones de migrantes del mundo. De hecho, las personas migradas se enfrentan a los mismos riesgos asociados con Covid-19 que las poblaciones nacionales, pero son mucho más vulnerables debido a las circunstancias de su viaje y a las malas condiciones de vida y de trabajo en las que suelen encontrarse.

Marruecos es un país de acogida, destino y tránsito para los migrantes. Según Oxfam, con datos de 2017, en el país alauita hay 95.000 migrantes internacionales, de ellos 40.000 personas están en situación irregular y 5.000 son refugiadas. En ese sentido, el gobierno marroquí ha puesto en marcha mecanismos para compensar la pérdida de ingresos de las personas que trabajan en el sector informal y ha abierto centros de acogida para las personas que viven en las calles, pero hasta la fecha estos planes no están abiertos a los migrantes o refugiados.

Además, paradójicamente, la pandemia de Covid-19 ha hecho más difícil que los migrantes regulares e irregulares accedan a los servicios de salud. De hecho, algunas personas tienen dificultades para conseguir una autorización para salir de su casa y otras, muchas, tienen miedo a ser detenidas en alguno de los múltiples nuevos controles policiales instalados tras la instauración del confinamiento.

Desde Oxfam–Marruecos denuncian que debido al confinamiento “los migrantes enfermos han quedado varados. El acceso a la atención que antes se garantizaba se ha vuelto mucho más complicado, a veces imposible».

La ONG destaca que la epidemia ha provocado el cierre de muchos servicios administrativos que ha dejado a muchos migrantes en un limbo legal. Los permisos de residencia, desde que estalló la pandemia oficialmente en Marruecos, no se pueden solicitar ni renovar, el derecho de asilo también se ha suspendido.

También, desde hace más de un mes, la mayoría de los proyectos de asistencia destinados a apoyar a los migrantes y refugiados se han tenido que restringir, adaptar o cerrar sus actividades.

Entre otras cosas, Oxfam-Marruecos demanda que el Estado marroquí decrete una regularización temporal de inmigrantes indocumentados y la suspensión de detenciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...