Los Mossos atribuyen a la extrema derecha los disturbios de Barcelona La extrema derecha acusa a migrantes no acompañado con vídeos y publicaciones en redes sociales

Catorce personas han sido detenidas y veinticuatro han resultado heridas, entre ellas veinte Mossos d’Esquadra, en los violentos incidentes que se han registrado esta noche en el centro de Barcelona al término de una manifestación contra las nuevas restricciones para frenar la propagación de la pandemia de la Covid-19.

Además, durante los altercados han quedado inutilizadas dos furgonetas del Área de Brigada Móvil (Brimo), de las fuerzas antidisturbios de los Mossos d’Esquadra, y otras han sufrido múltiples daños, así como tres vehículos de la policía catalana y un vehículo y una moto de la Guardia Urbana de Barcelona. También, dos comercios han sido saqueados.

Un grupo de unas cincuenta personas ha roto el clima reivindicativo con el lanzamiento de piedras y de bengalas contra la primera línea desplegada por los Mossos, formada por numerosos antidisturbios. En declaraciones a RAC1, el director del cuerpo, Pere Ferrer, ha atribuido las acciones violentas a «grupos minoritarios muy violentos y organizados» de la ultraderecha que se han añadido a la convocatoria con el objetivo de provocar disturbios.

Sin embargo, y como siempre, la extrema derecha en las redes sociales ha atribuido los enfrentamientos contra la policía a los migrantes y especialmente a los menores no acompañados. Destacan los vídeos donde se ve un grupo de individuos que entran en un comercio Decathlon, en el centro de la capital catalana. El líder de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga, ha definido a estos ciudadanos desde su perfil de Twitter como «españoles corrientes de Barcelona, hasta las narices de ser encarcelados y condenados a la miseria.»

También ha aprovechado la ocasión en otro twit, donde también ha matizado su apoyo explíticito a los violentos. «Hay infiltrados violentos, que han enmascarado la protesta, pero la realidad es que han salido muchos trabajadores y autónomos, cansados de ser encerrados y que la única solución del Gobierno y del Govern sea miseria y ruina», ha añadido.

A través de sus redes sociales, los Mossos pidieron a los ciudadanos que no se acercaran a la plaza Sant Jaume y a la zona de la Catedral a causa de los “graves” incidentes protagonizados por grupos de personas de extrema derecha que se infiltraron entre los manifestantes y lanzaban piedras y quemaron el mobiliario urbano según testigos en la zona.

El Conseller d’Interior, Miquel Sàmper, ha dejado claro en su cuenta de Twitter que los Mossos “investigarán y perseguirán a los que hoy han practicado la violencia extrema en Via Laietana y las calles adyacentes” y que no se tolera “ningún espacio ni concesión a los que buscan la desestabilización practicando violencia extrema en un momento tan crítico en la lucha contra la Covid-19”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...