Los marroquíes contra el discurso de odio y en solidaridad con las jóvenes belgas

Una viva controversia agitó las redes sociales marroquíes tras la publicación de un comentario de un maestro que pedía la decapitación de jóvenes voluntarias belgas  y la declaración de odio por parte de un diputado islamista, a raíz de un video que muestra a un grupo de jóvenes voluntarios belgas, principalmente mujeres jóvenes, que participan en actividades humanitarias, con pantalones cortos.

El martes, la Direction générale de la Sûreté Nationale (DGSN) arrestó a un joven maestro en el norte de Marruecos por la publicación en Facebook de un artículo en que pedía la decapitación de las mencionadas voluntarias que trabajaban en la construcción de una carretera rural en Taroudant, en el sur del país.

«¿Desde cuándo los europeos han hecho trabajo con ropa de bañar? «. Así es como Ali El Asri, diputado islamista del partido conservador Justicia y Desarrollo (PJD) habló en la Cámara de Consejeros, sobre las jóvenes belgas, amenazadas con ser decapitadas por un maestro por participar «en ropa ligera» en un trabajo voluntario.

Este verano la asociación flamenca Bouworde no enviará más equipos de voluntarios a Marruecos. La decisión, tomada por el propio colectivo, fue anunciada ayer después de las conversaciones entre el equipo asociativo y la embajada belga en Rabat, según informa el medio belga LaLibre.be.

Dadas las circunstancias, la asociación permitirá que sus jóvenes presentes en el sitio regresen antes de lo esperado a Bélgica.

Sin embargo, únicamente tres de los 37 voluntarios habrían expresado este deseo, mientras que un nuevo grupo de voluntarios normalmente partiría el sábado a Marruecos.

Ante los ataques de los dos hombres y, especialmente, la difusión de los mensajes de odio en las redes sociales, las familias afectadas están realmente preocupadas. Flanders Bouworde, entidad sin ánimo de lucro, también siente la intranquilidad por lo ocurrido

Miles de jóvenes marroquíes y personalidades de todos los ámbitos lanzaron un llamamiento contra «los propagadores del odio» en el contexto de la llamada de un maestro y la reacción de un  diputado islamista contra las mujeres belgas, que vinieron a construir una carretera en Marruecos en un entorno humanitario.

«A estos propagadores de odio, no les demos más audiencia, ¡demostrémosles que Marruecos somos nosotros y que somos la solución!». Este llamado ha sido firmado por cerca de cincuenta personalidades, entre los que figuran: periodistas, académicos, actores asociativos, escritores, artistas y cineastas.

«Nosotros los marroquíes, el mundo marroquí, el corazón marroquí, los no marroquíes que vivimos en Marruecos, los turistas, los hombres y mujeres amigos de Marruecos … ¡les negamos a estos radicales el derecho a hablar en nuestro nombre! «, subrayan los firmantes de la convocatoria. Los impulsores de la iniciativa pretenden asegurar a las jóvenes belgas el apoyo de los marroquíes, además de su amistad y su fraternal agradecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...