Los posibles escenarios de la evolución de la Covid-19 en Marruecos según el Alto Comisionado del Plan (HCP) El estudio no aconseja el desconfinamiento aunque reconoce que el encierro es insostenible en el tiempo. Con sus datos, el organismo busca una prolongación de las medidas del estado de emergencia

El Alto Comisionado del Plan (HCP) ha realizado un estudio en el que aparecen los posibles escenarios de la evolución de la Covid-19 en Marruecos, días antes del fin del estado de emergencia el miércoles 20 de mayo. Con las elevadas previsiones publicadas, el organismo encargado de la producción, análisis y publicación de estadísticas oficiales en el parte norteafriano busca una extensión de las medidas de confinamiento. 

El informe, “Pandemia Covid-19 en el contexto nacional: situación y escenario”, ha tenido en cuenta datos demográficos, socioeconómicos, de salud y del Ministerio de Salud marroquí para realizar su exposición. Todas las cifras se encuentran bajo el modelo SIR (S: susceptible; I: infeccioso, R: recuperado), usado para contabilizar el número de personas que tiene una enfermedad infecciosa en una población.

Ante la cercanía del cumplimiento de la prórroga del estado de emergencia decretada por el Gobierno marroquí, el HCP plantea tres escenarios para abordar los próximos meses de la Covid-19 en Marruecos: de referencia de la evolución natural, de tendencia, y de desconfinamiento, que aborda tres propuesta.

Escenario de referencia de la evolución natural

Este planteamiento asume una evolución de la pandemia (una propagación natural), sin limitaciones, que se extendería a la mayoría de la población hasta que se adquiriera cualquier tipo de inmunidad colectiva. El escenario de referencia de la evolución natural permite medir los logros de las otras presuposiciones.

Según la propuesta, se llegaría a un pico de la epidemia tempranamente, con un número elevado de infectados, que pondrían a prueba el sistema de salud y elevaría la tasa de mortalidad. Esta hipótesis recoge que aproximadamente el 80% de la población se contagiaría.

En el primer escenario, todos los individuos tendrían la misma probabilidad de contagiarse, la población infectada portaría la enfermedad hasta la recuperación o el fallecimiento y los pacientes recuperados serían inmunes.

Escenario de tendencia

La segunda proposición prevé una prolongación de las medidas preventivas de las autoridades, lo que supondría alargar el confinamiento. El HCP supone que Marruecos alcanzaría “un número total acumulado de 7.800 casos infectados para principios de julio”. El Alto Comisionado del Plan cree que el número acumulado de infectados activos rondaría los 3.200 casos y se produciría una tendencia decreciente para finales de julio.

Es el modelo que menos cambios sugiere con respecto a la situación actual ya que se mantendrían las medidas. Actualmente, el Ro (ritmo reproductivo básico) en Marruecos, término utilizado por las autoridades de salud para medir la tasa de infección de un solo individuo contagiado, es de 0,76. Si sigue por debajo de 1, significaría que la pandemia estaría disminuyendo y aproximándose a la desaparición.

A pesar de ello, al no existir vacuna o inmunidad, habría un cierto riesgo de rebrote. Se podrían considerar escenarios de desconfinamiento para mejorar la economía, pero con otra pata en la prevención para evitar la transmisión y la presión al sistema sanitario.

Los escenarios de desconfinamiento: “generalizado”, “amplio” y “restringido”

Desconfinamiento “generalizado”

La propuesta asumiría el desconfinamiento de la totalidad de la población menor de 65 años que no sufra enfermedades crónicas (27,5 millones). Este escenario reconoce un número de 2.000 casos de Covid-19 en activo en el momento del desconfinamiento.

Teniendo en cuenta que se mantendrían las medidas de distanciamiento social, el R0 sería de 1,248. Pese a ello, el número de contagios aumentaría en más del 64% una vez comenzara la desescalada. Una simulación del modelo calcula el contagio del 8% de la población en 100 días. Ante esta previsión, el sistema sanitario se colapsaría en 62 días, con solo un 10% de hospitalización de los casos activos.

Una variante más preocupante de este escenario sería sin tener en cuenta el distanciamiento social. Después de 100 días, los contagios se extenderían hasta cerca del 50% de la población, el sistema sanitario se vería desbordado a los 28 días, con un 10% de hospitalización de los casos activos.

La hipótesis del “desconfinamiento generalizado” tiene semejanzas con la de la “evolución natural”.

Desconfinamiento “amplio”

Este escenario incluye a la población activa empleada menor de 65 años y los menores de 15 años sin enfermedades crónicas (16,7 millones). El objetivo se basaría en una apertura de la economía y un retorno gradual de la vida social. En esta previsión, también se asume un número de 2.000 casos de Covid-19 en activo en el momento de la desescalada.

El desconfinamiento “amplio” conllevaría un aumento de los contagios diarios del 24%. El incremento de positivos elevaría el R0 hasta 0,94 en caso de mantener las medidas de distanciamiento social. Según la simulación, los positivos llegarían a 31.663 en 100 y el pico se situaría en 3.200 casos activos. En esta situación, se requerirían como máxima 3.200 camas hospitalarias (100% de la hospitalización), 160 camas de cuidados intensivos (para el 5% de los casos activos), y provocaría 1.266 fallecidos (el 4% de los casos activos).

Sin las medidas de autoprotección, los contagios se elevarían a 844.000 casos tras 100 días. La capacidad para salvar vidas llegaría al límite en 50 días y solo podrían hospitalizarse el 7% de los casos activos.

Desconfinamiento “restringido”

En la tercera propuesta de desconfinamiento, únicamente se tiene en cuenta a la población que participa en la economía, es decir, las personas ocupadas menores de 65 años sin enfermedades crónicas (7,9 millones). El objetivo se centraría en la apertura de la economía, pero sin comprometer al resto de la ciudadanía. Como los dos anteriores, el “restringido” asume 2.000 positivos en activo en el momento del desconfinamiento.

El tercer modelo de desescalada conllevaría un incremento del 13% de los contagios diarios de Covid-19 y el R0 sería superior al actual (0,864). 18.720 positivos se confirmarían en 100 días y el pico estaría en 3.200 casos activos. Este escenario también supondría el 100% de la hospitalización de los infectados activos, 160 camas de cuidados intensivos (5% de los casos activos) y las muertes ascenderían a 748 (4% del total de los positivos acumulados).

Si no se mantuvieran las medidas de distanciamiento social, el número de personas infectadas ascendería a 155.920 en 100 días.

La conclusión del HCP: no aconseja todavía la desescalada pero entiende que el confinamiento es insostenible en el tiempo

El HCP no aconseja un desconfinamiento completo en Marruecos. Reconoce que mientras no haya vacunas u otras alternativas, el confinamiento es la mejor medida. Sin embargo, El Alto Comisionado del Plan reconoce que la contención es insostenible por la necesidad de la reapertura económica y la recuperación de la vida social y político. Por eso, el organismo opta por algunas propuestas de desconfinamiento gradual y siempre respetando las medidas preventivas de distanciamiento social e higiene. La “autoprotección colectiva” requiere una disciplina importante para que los casos no se incrementen y el sistema sanitario marroquí aguante los efectos de la Covid-19 en el país.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...