Las víctimas de la ineficiencia del Consulado de España en Casablanca (parte II) Lhassane, Ben Ouhaddoo, Mhamed y Benyoussef piden ayuda para vivir con sus familias

De izquierda a derecha: Mohamed Ben Ouhaddou, Mohamed Benyoussef y Lhassane Abouhssen

El Consulado General de España en Casablanca está colapsado. Mejor dicho, la empresa privada que ofrece un servicio externo dice estar colapsada y/o cerrada. BLS Internacional se encarga de proporcionar el visado a los miembros de las unidades familiares de migrantes residentes en el Estado español desde que las autoridades españolas en la ciudad externalizaran el servicio.

Sin embargo, la empresa no se ha hecho cargo de su supuesto cometido. Decenas de familias con una resolución favorable, para lo que se conoce como reagrupación familiar, no pueden tener su visado. Las citas están bloqueadas y algunos han aprovechado la situación de extrema necesidad de personas que quieren traer a sus familiares para lucrarse en una especie de mercado paralelos para la consecución del visado.

Las víctimas han cumplido unos requisitos bastante restrictivos y han afrontado un proceso largo y complejo para no recibir respuesta en el último paso para vivir con sus familias tras años separados. De hecho, la negativa vulnera el derecho básico de reagrupación familiar, reconocido en la Ley de Extranjería vigente.

InfoTalQual ha tenido acceso a algunos correos electrónicos enviados al Consulado Español en Casablanca. La contestación obtenida delega la responsabilidad a la empresa privada encargada de los visados, BLS Internacional.

La entidad tiene un lugar físico en Casablanca y una página web. A través de su portal en Internet se gestionan los visados para el Estado español desde Marruecos. Una de las medidas más conocidos tras su contratación fue el prepago obligatorio al solicitar una cita para la obtención del visado desde el 10 de junio de 2019.

Ante el escepticismo de conseguir el visado para sus familias, Lhassane, Ben Ouhaddoo, Mhamed y Benyoussef  han optado por contar su situación . También, algunas asociaciones ha movido ficha y ayudarán en la denuncia de los casos. Según fuentes cercanas a la Casa Amaziga de Catalunya, la asociación emitirá un comunicado para denunciar la situación de abuso administrativo que se está dando a estas persones con  las citas del Consulado General de España en Casablanca y lo enviaría a las subdelegaciones del Gobierno en Barcelona y Tarragona.

Los testimonios culpan a un problema interno en el Consulado de España en Casablanca. Ponen como ejemplo el de Agadir, el cual funciona más rápido. De hecho, ninguno de los testimonios que aparecen en el artículo nacieron en Casablanca. Ellos proceden del interior de Marruecos, del Atlas hacia el desierto, próximo a la frontera con Argelia. Han tenido mala fortuna porque les ha tocado esa ciudad por tener, supuestamente, una gran capacidad.

Lhassane Abouhssen

Lhassane Abouhssen, una de las personas afectadas, envió un email al mencionado Consulado: “He estado tratando de buscar en Internet cómo conseguir una cita previa para tramitar dos visados para España de reagrupación familiar (el de mi esposa y el de mi hija) desde hace bastantes semanas sin conseguirlo. También lo he intentado a través del portal https://morocco.blsspainvisa.com, pero el formulario a rellenar para la obtención de una cita previa no funciona bien. El calendario de reserva de fecha siempre permanece bloqueado, sin permitir elegir ningún día del próximo mes y, por tanto, sin conseguir enviar el formulario.

Ayer ya recibí la resolución favorable del Gobierno de España para traer a mi esposa y a mi hija. Por eso hoy he intentado llamar insistentemente al teléfono de BLS Internacional en Casablanca, pero siempre me quedo esperando en el contestador automático, diciéndome que van a responderme en unos instantes, pero la respuesta nunca llega. También he intentado llamarles a ustedes al Consulado, pero me di cuenta que quizá hoy ya es festivo. Por eso me decidí a enviarles un email…”.

Recibió la respuesta esperada el 26 de diciembre: “El Consulado General de España en Casablanca informa que no se aceptarán peticiones de cita para a través de esta dirección de correo electrónico.  Para obtener cita para la presentación de la solicitud de visado deberá realizar el trámite a través de la página web de la empresa BLS.”

Con la esperanza de una cita, se dirigió a BLS: “He estado consultando de arriba a abajo la página web que me han facilitado ustedes desde el Consulado General de España en Casablanca y solo contiene información corporativa de la empresa BLS Internacional. Compruébenlo ustedes mismos/as pero, no hay ningún formulario ni teléfono ni dirección de correo electrónico para realizar el trámite que me indican ustedes que hay que realizar a través de la página web de BLS Internacional. ¿No será que tenemos que acceder a otra página web para realizar el trámite? ¿Me la podrían facilitar? Les agradecería mucho, pues ya llevamos un par de semanas luchando contra el tiempo sin obtener solución alguna… sin respuesta”.

Abouhssen enviaba un correo a Oficina de Extranjería de Barcelona. “Quería hacerles conocedores/as de mi situación por si pueden ayudarme a encontrar alguna solución. El caso es que tuve la cita en sus oficinas de la C/ Murcia el pasado 12/12 para presentar los originales y enseguida (18/12) recibí la resolución favorable de reagrupación familiar para traer a España a mi mujer y a mi hija”. De hecho, el proceso realizado en Barcelona se supone como una fase automática. Además, si Marruecos es el lugar de procedencia se gana en accesibilidad. El problema surge cuando se salta a esta ciudad marroquí en concreto. Las puertas se cierran y el tapón impide el avance a cualquier padre de familia.

 

Lhassane Abouhssen / Carme Mayugo

 

Recuerda el comentario de amabilidad de la persona que lo atendió. Le explicó que con Marruecos la obtención de la resolución funcionaba de forma sencilla y rápida. De este modo, esperaba una cita sin mucha demora. Pero, el Consulado Español en Casablanca no ha estado a la altura: “No hay manera de conseguir cita ni en línea ni presencialmente. Tienen el sistema bloqueado. Resulta que lo gestiona para ellos la empresa BLS Internacional, que no responde ni al teléfono, ni al e-mail y cuyos formularios en línea no funcionan». El formulario inicial de petición de cita no se puede enviar porque se requiere, obligatoriamente, una fecha (de cita) en un calendario que se despliega. Hasta inicios de marzo no hay días libres ya que en cada jornada aparece el mensaje de “slots full” (posición o ranura completa).

El Consulado General de España en Casablanca dirigió a Lhassane a la web corporativa de BLS Internacional. En el portal no ha constado ningún teléfono ni dirección electrónica ni formulario a disposición. “El caso es que el tiempo va pasando y hoy ya es 4/01/2020. Han pasado 15 días (del plazo de dos meses que nos dan para que lleguen a España) desde que obtuve la resolución favorable para reagrupar a mi mujer y a mi hija, y ni tan solo he podido tramitar la petición de cita para la obtención de los dos visados”, lamenta el hombre residente en el Estado español desde noviembre de 2007. En la web de la corporación aparece como si se hubieran comprado y exige dos únicos requisitos para validar la identidad del solicitante: un número de teléfono de Marruecos y un email. Es raro que no pidan nada más.

¿Cómo una persona puede seguir con los trámites indicados y respetar el plazo de dos meses si ni siquiera tiene la oportunidad de citarse con el Consulado español ni con BLS Internacional?

La situación se enquista para la reagrupación familiar exitosa. La falta de tiempo y la inoperancia de los responsables ha creado un mercado negro de las solicitudes de citas para conseguir el visado. El negocio de BLS con el Consulado español ya existía desde la entrada de la empresa, pero en los últimos meses ha surgido un negocio paralelo que abre una nueva cuestión: ¿Quiénes gestionan este nuevo nicho ilegal de las citas?

Según una ONG expatriada en Marruecos, un grupo de personas ha aprovechado un vacío legal en el acuerdo BLS-Consulado para beneficiarse de la situación de las familias. Si se va al espacio paralelo de citas se puede conseguir una por 500 euros; 300 en septiembre. En principio, la cita legal suponía un coste de 40 euros para los infantes y 65 para las personas adultas.

Algunas víctimas consideran que existe una mafia detrás que bloquea las citas para hacer negocio. Desde mediados de diciembre, únicamente aparecía el calendario de reserva de cita hasta enero y todas las casillas decía «slots full» hasta marzo. Más de una persona ha confirmado que migrantes marroquíes han accedido a pagar una cantidad exorbitante de dinero. Sin embargo, este medio no ha podido confirmar las suposiciones. Por el momento, Lhassane no ha recibido ninguna oferta para conseguir cita rápidamente previo pago de los 400 o 500 euros.

En esta ocasión, Abouhssen se enfrenta a su segunda tentativa de reagrupación familiar. Vive en Barcelona (Ciudad Meridiana en la actualidad) desde noviembre de 2007. En 2011-12 le denegaron la primera demanda. Después de 9 años, el 18 de diciembre vislumbró esperanza en la resolución favorable. De nuevo, se encuentra con los problemas del pasado.

Durante los ochos años entre ambos intentos, sus dos hijos han cumplido los dieciocho. Únicamente, podría traer a su hija y su mujer mediante la reagrupación familiar. Su caso es especialmente complejo porque un nuevo rechazo supondría peligrar esa opción para reunirse con su familia. A partir de la mayoría de edad, no es posible la reagrupación. De hecho, Lhassane llega a Catalunya mediante las contingentes; es decir, vía oferta de trabajo. Sus dos hijos mayores necesitarían un contrato laboral para llegar al Estado español. Su hija posiblemente también, en caso de una nueva negativa por parte de BLS Internacional y el Consulado de España de Casablanca.

Lamentablemente, ha pensado en volver a Marruecos porque no quiere vivir lo mismo cada año: “No hay otra elección. Solo quiero vivir junto a mi mujer”. Pasan los meses y los años y continúan separado la mayor parte del tiempo: “Cada uno quiere vivir con la familia. Cada año solo. Mejor que estamos juntos”, comentó Lhassane.

 

Mohamed Ben Ouhaddou

 

Mohamed Ben Ouhaddou / Carme Mayugo

Mohamed Ben Ouhaddou vive en Manresa, pero trabaja en Barcelona. Su resolución para tres personas, esposa y dos hijos, salió favorable el 26 de diciembre. Es el que más tiempo tiene: hasta el 26 de febrero. Aunque se venza la fecha, no decaerá y no se marchará. Considera que el esfuerzo realizado hasta ahora es mayor que cualquier otra cosa.

Ben Ouhaddou ha intentado conseguir la cita sin éxito. Llamó varias veces al Consulado. Nadie contestó hasta cuatro días después. La oficina les envía a BLS. El calendario de la web no da tregua a las víctimas: “slots full”. Como Lhassane, no ha recibido ninguna oferta para coger citas en el mercado paralelo.

Ha contratado un gestor en Marruecos. Se le llama así, pero este tipo de individuos realiza una tarea sencilla y únicamente de acompañamiento al Consulado. No sirve de nada su gestión porque el lugar permanece cerrado desde hace dos meses y el gestor les comenta que no hay citas. La contratación de un gestor en el Estado español tampoco sirve de mucho. El asesoramiento acaba cuando el trabajo le comete al Consulado. Y ahí, surge el tapón porque envían a las víctimas a BLS. La dificultad está en Marruecos no aquí.

Mohamed consiguió la residencia en mayo. Su experiencia ha sido de ida y vuelta porque volvió a Marruecos durante la crisis y ahora, en Manresa, busca la reagrupación familiar por primera vez. A pesar de la dificultad de la empresa, Ben Ouhaddou no sé irá: “No vas a empezar de cero”.

 

Mhamed Ouchamkh

Mhamed Ouchamkh / Carme Mayugo

Mhamed Ouchamkh vive en Súria. Dispone de una resolución favorable para la reagrupación familiar de cinco personas, mujer y cuatro hijos/as, desde el 17 diciembre hasta el mismo día de febrero.

La mayoría de migrantes masculinos del interior de Marruecos llegaron y llegan Catalunya y Andalucía, y llegan para el sector de la construcción. Su contrato de trabajo actual es indefinido. Tras la vinculación laboral, estos hombres deben de vivir en un piso apto para las personas que quieren reagrupar. En el caso de Ouchamkh, el piso tiene la capacidad para siete personas, es decir, se debe de demostrar la habitabilidad. Por tanto, la mayoría viven solos en viviendas con capacidad para mínimo cinco personas. El informe de vivienda lo realiza un técnico de la Generalitat de Catalunya. Si es favorable, comienza la tramitación para la reagrupación, el segundo paso (nunca sin cumplir el primero previamente).

 

Mohamed Benyoussef

 

Mohamed Benyoussef / Carme Mayugo

Mohamed Benyoussef vive en Tarragona. Trabaja en la Zona Franca. Su reagrupamiento familiar es de cuatro personas: mujer y tres hijas entre dos y ocho años. Benyoussef paga un alquiler en la ciudad tarraconense de una vivienda para cinco personas y vive solo. Además, ha arrendado una habitación cerca de su trabajo en Barcelona.

Benyoussef tuvo la cita en octubre y recibió la resolución favorable el 23 de noviembre y vence el próximo jueves 23 de enero. Prácticamente, no tiene margen de maniobra. También niega que le hayan ofrecido citas mediante paga de 500 euros.

Desde el Consulado de España en Casablanca le dicen que tiene que contactar con la empresa BLS Internacional, que es la encargada de dar citas. Contacta con esta empresa y le responden que no le pueden dar hora ningún porque el Consulado lo tiene todo parado. Lo ha estado probando desde noviembre y no encuentra la forma de conseguir cita utilizando los trámites ordinarios establecidos.

Incluso, un familiar se ha desplazado a la oficina de la empresa en Casablanca y le dicen que está cerrado (desde hace dos meses). El lunes 13, Benyoussef habló por teléfono con la corporación. Esperó durante 15 minutos porque nadie le respondió y después se cortó la llamada.

Benyoussef llegó en 2008 y el primero intento de reagrupación familiar lo buscó desde Girona. Tampoco ha gozado de suerte en otra ciudad y se le acaban los días. Su última bala la utilizará el lunes 20 de enero, a tres días del fin del plazo: irá a la Delegación del Gobierno en Tarragona para encontrar una solución urgente a una injusticia que cada vez afecta a más familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...