Las repercusiones del escándalo «Gali Gate»: Marruecos tomó nota y actuará en consecuencia.

Abdellah Boussouf
Podemos decir, con total rotundidad, que Marruecos ha salido victorioso en el asalto Ghali / Ben Battoush, y que su comparecencia a distancia desde la cama de un hospital español con criminal de guerra buscado por la justicia española, el 1 de junio, es solo una obra de teatro ridícula que ha suscitado muchas dudas sobre la independencia del poder judicial español.
Basta con remitirse a la declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí del 31 de mayo para determinar la fuerza de la lectura marroquí del momento histórico, cuando se estimó que la comparecencia de Ghali ante el Tribunal Supremo español no concierne a Marruecos. porque se trata de un asunto interno que concierne unicamente al Poder Judicial español y a las víctimas españolas de un criminal de guerra con identidad falsa residente en suelo español.
El tema, entonces, no concierne solo a Marruecos, visto que la opinión pública española, europea e internacional ha tomado nota de los pormenores del escándalo exponiendola al hecho de que el gobierno de Sánchez está encubriendo a un criminal de guerra. Tampoco concierne a Marruecos, porque la reputación del poder judicial español y su independencia son las que están sometidas a esta prueba democratica y de derechos humanos.
Por otro lado, significa que el gobierno de España, los bataloones de medios de comunicación y de defensores de los derechos humanos, y los partidos racistas no están capacitados para dar lecciones de democracia, justicia y derechos humanos a Marruecos, sabiendo que Marruecos, como hemos indicado en más de una ocasión, no se inmiscuyó en el Poder Judicial español, sino que solo exigió un juicio justo y hacer justicia para las víctimas del líder mercenario alertando de incluir sobre el Poder Judicial.
Marruecos gestionó este asalto de la batalla con mucha habilidad avergonzando al gobierno de Sánchez y a los generales de Argelia. Pese a su carácter «teatral», la comparecencia del líder mercenario en España fue un eslabón importante en la batalla de «romper los huesos» con el Polisario y su padrino Argelia, dejando por los suelo la reputación del gobierno de Sánchez y el «títere» de Argelia.
El escándalo estalló dentro del gobierno y el Parlamento español, y fue noticia en los medios de comunicación españoles y europeos, después de albergar a un criminal de guerra, líder de una milicia separatista que portaba armas contra Marruecos, poniendo al gobierno de Sánchez en un claro prejuicio contra los intereses estratégicos de su vecino del sur y en situación se ser cómplice con su integridad territorial. El  caso “Ghali” en España es una pesadilla que llevó a los generales argelinos a abrir al máximo los oleoductos “Sontrach” en beneficio de la petrolera española “Repsol” que podría inflamar la ira de la calle argelina, que se organiza en un rugiente movimiento de rebelión contra la corrupción de los generales de Argelia y el agotamiento de sus riquezas y capacidades.
No solo se considera un escándalo la entrada del llamado Ghali como mercancía de contrabando a España antes de que se descubriera su caso, sino incluso permitirle escapar la misma noche en que se abrió la investigación contra él, aterrorizado, aplastado, y arrastrando sus muchas maletas tambien es un escándalo de gran calibre que demuestra la incapacidad del Poder Judicial español para tomar medidas de precaución que garanticen justicia, como ponerlo bajo vigilancia o retirar sus dos pasaportes, ya sea con su nombre real o con su identidad falsa, para impedirle viajar hasta que finalice la investigación debido a la evidencia de los delitos de falsificación en documentos oficiales de viaje y de entrada ilegal en el espacio Schengen, pero además de eso, expone el pretexto del «deterioro de su salud en la que se basó la investigación a distancia, una contradicción que muestran las imágenes de su llegada en taxi al aeropuerto arrastrando con normalidad su equipaje en espera de su fuga al amparo de la oscuridad, cosa que Marruecos ha venido alertando desde que estalló el escándalo del traslado en contrabando del jefe de los separatistas a España con una identidad forjada.
Y si el llamado Ghali, acusado de crímenes de lesa humanidad y genocidio, se hubiera refugiado en la oscuridad de la noche para escapar al castigo de sus crímenes, lo cierto es que estos crímenes seguirán atormentándole dondequiera que vaya y viaje, porque su comparecencia ante el Poder Judicial español es un precedente que quedará registrado en su carnet de justicia, y será el inicio de nuevos seguimientos judiciales que le perseguirán en todos sus movimientos fuera del Palacio de El Mouradia y las tiendas de Tinduf y ahi donde se encuentren sus víctimas.
Por otro lado, ha quedado claro que la maldición del «Gali Gate» ha dejado al descubierto el doble rasero del gobierno español, y ha revelado su estrategia hostil para todo lo que sea marroquí o en interés de Marruecos bajo la supervisión personal algunos de sus miembros para arreglar los detalles de la entrada del líder de la milicia del Polisario a suelo español con falsa identidad y con las manos manchadas con la sangre de los violados, asesinados y brutalmente torturados en los campos de detención de Tinduf.
Por tanto, el gobierno de izquierdas español y todas las brigadas mediáticas, pseudolegalistas y defensores de la dignidad tras el escándalo “Ghali” no pueden dar lecciones a nadie sobre democracia, justicia, dignidad, integridad e independencia del poder judicial;  Porque mientras el gobierno de Sánchez defiende la democratización de la memoria colectiva y combate todo rastro del franquismo, incluida la supresión de sus simbolos de todas las plazas, calles y callejones, nos encontramos con que ignora y descuida la consecución de la justicia y democracia cuando niega los derechos y la democratización de la memoria de los saharauis marroquíes, víctimas del criminal “Ghali”.
En septiembre de 2020, el gobierno de Sánchez ratificó un proyecto de ley sobre memoria y justicia, que Sánchez comentó en una publicación de Twitter: «La memoria, la justicia y la reparación, deben ser temas de Estado. Hoy damos un nuevo paso para reconocer a las víctimas de la guerra civil y la dictadura. Hoy estamos cerrando las heridas. Podemos mirar hacia el futuro con dignidad”. Pero cuando se trata de las víctimas españolas de origen marroquí-saharaui que comparten con las víctimas de la época del General Franco el ser sometidos a torturas, asesinatos, fosas comunes y violaciones, la memoria, la justicia y la indemnización tienen otros significados, y el reconocimiento de las víctimas de los criminales de guerra y el castigo de sus torturadores se convierte en otro significado.
Por lo tanto, cuando decimos que Marruecos ganó el asalto «Ghali Gate», partimos del hecho de que se mantuvo con todas sus instituciones y fuerzas vivas sobre el terreno del consenso nacional sobre su integridad territorial, mientras que el lado español estaba en el cráter de un fuerte volcán político entre la oposición y las fuerzas españolas vivas por un lado y el gobierno Sánchez por el otro.  Marruecos no distribuyó sin pruebas acusaciones de conspiración y colusión contra la integridad territorial marroquí, sino que la parte española, en todas sus salidas mediáticas emocionales y nerviosas, reconoció los detalles de la conspiración y retrocedió.
La victoria también significa hacer que el otro bando se sienta enano e inferior, lo que sintieron todos los que participaron en el crimen de falsificación para llevar al criminal de guerra “Ghali / Ben Battoush” a suelo español, como lo sentían los generales y vampiros de “Sontrach”. ”Riqueza en Argelia.
El Marruecos de hoy no es el Marruecos de ayer, y este es un mensaje que la parte española no entendió.  Por tanto, para entenderlo mejor, basta con señalar que mientras Marruecos libraba una fuerte batalla con las agencias de seguridad y gubernamentales de Argelia y España, apoyado generosamente por el brazo encargado de la compra de créditos y posiciones, “Sontrach”. , al mismo tiempo trabajaba para completar los talleres de Desarrollo elaborando y presentando los contenidos del nuevo modelo de desarrollo, ya que seguía protegiendo a sus ciudadanos ya todos sus vecinos con un proceso masivo de vacunación pública y gratuita contra Covid 19;  Se ubicó entre los más exitosos a nivel internacional, y también estuvo ocupado al mismo tiempo con el éxito de las maniobras «African Lion 21» organizadas por el Comando Militar Americano en África AFRICOM, con la participación de 8 países. y 10.000 soldados de Marruecos y Estados Unidos de América, que se llevará a cabo por primera vez en las regiones del Sahara marroquí. Y conocerá un importante seguimiento mediático, destacando que las «maniobras del León Africano 21» conllevan importantes mensajes políticos, incluida la cancelación de la participación de España en las maniobras militares marroquíes-estadounidenses sobre el territorio del Sahara marroquí, un nuevo mensaje de que Marruecos tomó nota de ello y actuará en consecuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...