La salud del rey de Marruecos, Mohamed VI, se ha deteriorado En una noticia urgente, la televisión marroquí informó de que el Príncipe Moulay Rachid había llegado a Londres para "representar a Su Majestad el Rey en el funeral de la Reina Isabel II", según se recoge en el comunicado.

  • Marruecos. En una nueva indicación que confirma las noticias y reportes que circulan sobre el deterioro de la salud del rey Mohammed VI de Marruecos, la televisión marroquí confirmó que el rey del país no asistiría al funeral de la reina Isabel II y que había enviado un representante para llevar a cabo esta tarea.

El rey de Marruecos envía un delegado para asistir al funeral de la reina Isabel

En una noticia urgente, la televisión marroquí informó de que el Príncipe Moulay Rachid había llegado a Londres para «representar a Su Majestad el Rey en el funeral de la Reina Isabel II», según se recoge en el comunicado.

Varios informes extranjeros anteriores habían revelado un importante deterioro de la salud del rey de Marruecos, que en los últimos años había realizado más de una operación de corazón.

Estos informes decían: “El rey marroquí padece varias enfermedades, pero no está muerto ni en coma, sino que está muy débil”, señalando que semanas atrás estuvo expuesto a una nueva crisis en su casa de París.

Como consecuencia de este importante deterioro de la salud de Mohammed VI, este año canceló las ceremonias de las celebraciones del “Día del Trono”, y no celebró su cumpleaños, como ocurría todos los años.

El Rey de Marruecos había lamentado la muerte de la Reina Isabel II hace unos días, y envió un mensaje  de condolencias y pésame al Rey Carlos III, en el que decía: “Recibí con gran emoción y tristeza la noticia del fallecimiento de su madre. , Su Majestad la Reina Isabel II, que Dios la bendiga con su misericordia”.

El estado de salud de Mohammed VI se deterioró

Los periódicos franceses informaron sobre muchos problemas de salud a los que estuvo expuesto el rey Mohammed VI durante algún tiempo, y señalaron que los relacionados con el corazón son de especial preocupación.

El rey del país fue intervenido quirúrgicamente en dos ocasiones, por latidos irregulares del corazón, y su cansancio se hace patente en muchas de sus apariciones públicas, con dificultad para respirar, además padece una enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

El rey también tuvo que someterse a una cirugía por un tumor benigno en un ojo.

La delicada situación de salud del rey de Marruecos lleva tiempo preocupando a los medios locales, que se ha visto obligado en más de una ocasión a cancelar sus planes y citas internacionales por este motivo.

Los medios consideraron que se trataba de una situación complicada, que dejaría a su hijo en el trono a una edad muy temprana, y con parte de su formación aún pendiente, algo que querían acelerar, si fuera necesario, y que debía llenar el vacío de la ausencia de su padre en algunas responsabilidades y ocasiones.

El funeral de la reina Isabel II

Este artículo está limitado a los usuarios con el nivel de suscripción gratuita y suscripción anual.
Regístrate y accede a todo nuestro contenido