La muerte de Baghdadi no acaba con ISIS

El autoproclamado califa estaba considerado, por Occidente, como el hombre más peligroso del mundo. Acabar con su vida ha sido, sin duda, un gran éxito de los servicios de seguridad, pero no resuelve el problema. Matar al líder no acaba con el grupo. Ahora, la evolución de ISIS es impredecible

Ibrahim Awwad Ibrahim Ali al-Badri al-Samarrai, más conocido como Abu Bakr al-Baghdadi, nació en 1971 en Samarra, Irak. Era teólogo y obtuvo un doctorado en Estudios Islámicos en la Universidad Islámica de Bagdad.

A pesar de su posterior desarrollo sangriento, el líder militar de ISIS se presentó por primera vez en público, en la Gran Mezquita de al Nuri, en Mosul, como una persona humilde y pragmática: “soy el Wali (líder) que preside este encuentro con vosotros, aunque no sea el mejor entre vosotros; por ello, si veis que tengo razón, ayudadme a ir hacia el recto camino, y obedecedme del mismo modo que yo obedeceré a dios”. Estas fueron sus primeras palabras.

Al-Baghdadi fue detenido y encarcelado en Basora, donde pasó 11 meses, tras los que fue puesto en libertad, sin que nadie supiera muy bien el motivo de su liberación. En la cárcel, coincidió con Abu Muslim al-Turkmani, Haji Bakr o Abu Qasim, dirigentes del Estado Islámico.

Sin duda, su desaparición supone dolorosa para ISIS, pero no irremplazable. Las recientes pérdidas territoriales del grupo y la captura de miles de sus combatientes por las fuerzas kurdas representan pérdidas más significativas.

A diferencia de al-Qaeda, ISIS ha construido un relato y un proyecto político diseñado para resistir la pérdida de cualquier líder, con una estructura descentralizada que no dependía de la dirección diaria de Baghdadi, en Siria o en Irak. El grupo estableció una red global de franquicias terroristas en gran medida independientes. Su organización burocrática parece tan sólida que no hay probabilidades que la muerte de su líder tenga un gran impacto en las capacidades operativas de la organización a corto plazo, tanto en Siria y en Irak como a nivel internacional, ya que la lealtad de sus afiliados siempre se ha mostrado hacia la bandera del conjunto y la idea, nunca hacia individuos, como serían un líder.

La temible, y terrible, reputación de la organización terrorista le ha permitido establecer una red mundial de afiliados en todo el mundo, desde África Occidental hasta Afganistán y Filipinas, donde también operaron como movimientos insurgentes independientes del liderazgo central en Siria y en Irak.

Además, los partidarios siguen atraídos por la visión del grupo de un califato fundamentalista, y no, por el atractivo personal de cualquier individuo. La gente no se afiliaba a ISIS por la personalidad de Baghdadi. Lo hacían atraídos por el concepto exitoso del califato.
Por tanto, sus seguidores suponen aún un grave riesgo latente. En los últimos 12 meses, ISIS se ha atribuido la responsabilidad de ataques con víctimas en masa en Sri Lanka, Afganistán, Filipinas, Nigeria, Níger, Mali, Chad y Francia, entre otros.

A pesar de todo ello, ISIS también podría perder el control de su rumbo si no aparece pronto un sucesor convincente. Los analistas están convencidos de que existe un plan de sucesión. Pero, por ahora, la identidad del próximo líder se desconoce. Abu Hassan al-Muhajir, uno de los portavoces y señalado como posible sucesor, fue abatido en una redada hace unos días.

Con el grupo ya en transición y luchando por consolidarse después de la pérdida de su califato, la cuestión de quién tomará las riendas será crucial para su supervivencia global.
Hasta ahora, todos los afiliados globales se han beneficiado enormemente de la marca de ISIS, de la marca del Califato. Les ayudó a obtener legitimidad, a infundir miedo y hasta a atraer simpatizantes y fondos para tejer estructuras económicas propias. Si pierde esta imagen intimidante, la muerte de Baghdadi puede ser otra gran pérdida para lo que queda del grupo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...