La inmigración, un problema menor La preocupación de los ciudadanos por la inmigración cae 6 puntos según los últimos datos del CIS. Los resultados coinciden con la menor presencia de personas emigradas en los medios de comunicación. 

La inmigración sigue siendo unos de los 3 problemas que más preocupan a los ciudadanos, pero cada vez menos. O eso parece demostrar la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas. En el trabajo del CIS del pasado septiembre la inmigración era un problema para el 15’6%  de los españoles. Un mes más tarde la cifra ha bajado 6 puntos y se ha reducido hasta un 9’5%.

Esta disminución de la preocupación coincide con una menor presencia, de los temas relacionados con la inmigración, en los medios de comunicación. ¿Causalidad o casualidad? Los datos rompen con una tendencia al alza que se producía desde el pasado mes de julio.

Este último verano, como casi todos, se produjo un aumento de la llegada de pateras a las costas españolas. Este repunte fue convenientemente tratado por los medio de comunicación españoles y ampliamente utilizado como  herramienta de discusión política entre los diferentes partidos. Especialmente relevante es el tratamiento del fenómeno, especialmente alarmista que hacen los medios de comunicación conservadores.

En España, el líder del Partido Popular, Pablo Casado,  llegó a manifestar que “no es sostenible un Estado de bienestar que pueda absorber a los millones de africanos que quieren venir a Europa». En ese mismo sentido se manifestó también Albert Rivera, de Ciudadanos. El líder de la formación naranja no dudó en desplazarse, igual que había hecho Casado,  hasta la frontera sur para fotografiarse y denunciar los peligros de la inmigración.

Tras los teatrillos conservadores fue Francesca Friz-Prguda, la representante de ACNUR en España quién denunció la falsedad de las cifras difundidas por ambos líderes conservadores, “sus respectivos discursos sobre inmigraciones no son correctos ni se corresponden con la realidad, ni existe tal avalancha de pateras ni hay millones de migrantes intentando llegar a España”.  De hecho, ACNUR se ofreció incluso a reunirse con ambos partidos para aclarar las dudas que tuvieran a fin de corregir los errores de sus argumentarios. Todavía no se conoce una respuesta oficial por parte del PP ni de Ciudadanos.

Los medios de comunicación han seguido el juego. En ese sentido, diferentes  expertos de ACNUR, han manifestado su  preocupación por el efecto que los discursos políticos de alarma ante la inmigración, reproducidos a bombo y platillo por los medios, pueden tener sobre la percepción del fenómeno migratorio. Destacan también la importancia de ceñirse a los datos oficiales. Las cifras, según el organismo internacional, “están casi siempre sobredimensionadas y responden más a otro tipo de intereses que a la verdad pura y dura”.

Para Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia, «hay un avance del discurso de la xenofobia como nunca antes en España desde que vivimos en democracia. Existe un odio hacia la presencia de los inmigrantes que se basa en el miedo a un hipotético cambio cultural o incluso a la pérdida de oportunidades y derechos laborales, y esto, está provocando una quiebra de la solidaridad en nuestra sociedad». En ese sentido, un estudio de La Obra Social de La Caixa demuestra que las personas inmigradas aportan más a las arcas públicas de lo que reciben, ayudan a mantener el sistema público de pensiones y generan 5.500 millones de euros en impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...