La delegación de la Federación Islámica de Catalunya es acusada de pertenecer a la organización Justicia y Caridad de Marruecos La Secretaria General del partido socialista marroquí en España, Aicha el Gourgi, acusa a la Federación Islámica de Catalunya de pertenecer a una organización ilegal

Fotos: Redes  sociales

En una entrevista al diario digital marroquí Anfas Press, la Coordinadora y Secretaría general del partido socialista marroquí USFP, y miembro de la agrupación del PSC en Tarragona, Aicha el Gourgi ha acusado directamente a la Federación Islámica de Catalunya- delegación de FEERI a Catalunya- de pertenecer a la organización islamista clandestina (ilegal) marroquí Justicia y Caridad

Unos días antes de la entrevista con el diario marroquí, el 4 de abril de 2020, Aicha anunció que su asociación ha llegado a un acuerdo con el ayuntamiento de Tarragona: “Nos han ofrecido un espacio especial, en el cementerio, otorgada por el municipio de «Tarragona» a la comunidad musulmana que reside en su territorio”.

La declaración de Aicha ha sido una sorpresa para todos, y ha caído como un chorro de agua fría encima de las grandes Federaciones Islamicas en España y Catalunya. Estas entidades estaban en plena campaña mediática por el derecho de los musulmanes de España en cementerios musulmanes, sin resultados concretos ante la excepcional emergencia debido a la pandemia del virus. Las organizaciones que lideran la campaña, UCIDE y FEERI, son las mismas que componen la Comisión Islámica de España, el órgano que representa a las entidades religiosas musulmanas y es el interlocutor de las mismas ante el Estado español y las administraciones públicas

El acuerdo entre la socialista Aicha el Gourgi y el consistorio tarraconense ha creado un debate en las redes sociales que cuestionan la legitimidad de la CIE, y su incapacidad de garantizar los derechos de los musulmanes en España. Claro se preguntaron el motivo por el cual el ayuntamiento de Tarragona, firmó el acuerdo con Aicha el Gourgi y no con las organizaciones oficiales que representan la comunidad musulmana, en este caso, la delegación del Ferri en Catalunya y UCIDCAT.

La respuesta no tardó en llegar. La Federación Islámica de Catalunya dirigió una carta al alcalde de Tarragona, recordando que «al principio, no queríamos interferir, porque siempre apoyamos las iniciativas nobles, especialmente en este momento. Así que seguimos esta iniciativa a pesar de que desde el principio sabíamos que el método y los enfoques utilizados eran incorrecto (…) El diálogo tuvo que abrirse con las asociaciones islámicas De Tarragona pertenecientes a la Comisión Islámica en España, que representa a los musulmanes y no con otras asociaciones legalmente distantes de esta farsa”.   El mensaje era claro y contundente.

La carta ha empujado a Aicha el Gourgi  a acusar directamente  en la entrevista  a la FEERI de pertenecer a una organización islamista clandestina en marruecos. En una pregunta del periodista de Anfas Press si el Grupo (ilegal) Justicia y Caridad quiere aprovechar el tema del cementerio islámico en Tarragona. La respuesta de Aicha era más clara que el agua: “El grupo justicia y Caridad dice que es el representante de la comunidad musulmana eso es un error “y continua cuestionando la legitimidad de los redactores de la carta “ si hubiera tenido este grupo al menos una relación con el municipio, el alcalde lo habría contactado directamente con ellos no? Y aclara “tenga en cuenta que el Grupo de Justicia y Caridad estuvo ausente de la imagen” refiriendo a la delegación del FEERI en Catalunya.

Aicha el Gourgi con el Habib el Malki presidente del parlamento marroqui
Aicha el Gourgi con el Habib el Malki presidente del parlamento marroqui

Esta acusación clara a una organización componente de la Comisión Islámica de España que firmó en 1992 el Acuerdo de cooperación con el Estado español (Ley 26/1992, de 10 de noviembre), si no es un error, será la primera vez que un cargo político acosa a un componente fundador de CIE de pertenecer a una organización ilegal llamada en Marruecos “Jamaat Al Adel Wa Al Ihsan”. En la entrevista, El Gourgi pretendía dar un Jaque mate a la Federacion Islamica en Catalunya, la mismísima Comisión Islámica de España CIS anunciando la creación de una coalición de “20 asociaciones islámicas moderadas, la mayoría de cuyos miembros son marroquíes, y estas asociaciones tienen grandes centros en la ciudad. Además, estos organismos y asociaciones islámicas han establecido una coordinadora bajo el nombre «Unión de Asociaciones Islámica de Tarragona». Y declara su asociación “la coalición internacional sin fronteras de derechos y libertades será una mano feroz para defender los derechos de todos los musulmanes en España. Tales declaraciones son muy sirios y cuestionan el papel de los representantes oficiales de la comunidad musulmana en España. Sin embargo, esas afirmaciones no vienen de nadie en la comunidad marroquí en Catalunya, sino del máximo responsable del Partido socialista marroquí en España y militante de la agrupación del PSC en Tarragona, también ha sido recibida el 10 de marzo por el presidente del parlamento marroquí El Habib el Malki en el congreso de los deputados en la capital de reino marroquí.  Muchos de los observadores se preguntan si los partidos donde lucha Aicha, USFP y PSOE, comparten con ella su posición.

Justicia y Caridad, es un movimiento islamista ilegal marroquí, parcialmente tolerado por el rey Mohamed VI, fundado por el jeque Abdeslam Yasín. Su ilegalidad deriva de no reconocer a Mohamed VI como Comendador de los creyentes.

Quién es la organización Justicia y Caridad en Marruecos

Todo empezó en 1974, la primera gran obra de Yasín con el nombre de (El Islam o el diluvio. Carta abierta al rey de Marruecos). En ella, atacaba el despotismo de Hassan II al que acusaba a su vez de haber causado una mayor desigualdad económica entre la población y haberse alejado de los valores del Islam.

El contexto de la carta, que fue distribuida entre la población, ayudó a que hubiera cierta aceptación de la misma en la sociedad debido a los problemas por los que pasaba el reinado de Hassan II y su desprestigio entre los más jóvenes. A nivel ideológico, tomaba referencia de personajes islámicos conocidos como Abdelkabir Al-Kettani, Hasan al-Banna y Sayyid Qutb.

 

El contenido de la carta versaba acerca de la realidad política y religiosa del Marruecos de aquel momento. No obstante, no se enfocaba en una simple crítica, sino que exigía al rey cinco acciones:

Arrepentirse públicamente y renovar el islam para lograr una mayor legitimidad popular.

Eliminar la desigualdad y devolver las riquezas al pueblo marroquí.

Acabar con la violencia social e instaurar un régimen basado en la bondad, renovando alianzas con la población.

Adoptar un modelo económico islámico.

Implantar un sistema político con los ulemas jugando un papel clave, prohibiendo partidos políticos e instaurando un Consejo de ulemas que asesoraren al gobernante.

El monarca, Hassan II decidió internar a Yasín en un centro psiquiátrico y, posteriormente, en prisión. No obstante, esto causó un movimiento de simpatía entre los sectores más radicalizados, formándose un movimiento subterráneo. No hay datos concretos de su cantidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...