ISIS y el intento de entrar en Etiopía por la puerta de conflictos étnicos

El general Berhanu Jula, Jefe de Estado Mayor Adjunto y jefe de operaciones militares de las Fuerzas Armadas de Etiopía ha confirmado hoy a la prensa del “que la fuerza de defensa nacional ha capturado recientemente a «algunos miembros» de ISIS en Etiopía”.

Ya es hora que algún miembro del gobierno responda a las múltiples solicitudes sobre la presencia de la organización de Abu Bakr al-Baghdadi en Etiopia. Recientemente, los terroristas publicaron un vídeo grabado en Etiopia en idioma amárico, una de las lenguas semíticas etíopes, idioma oficial de la administración. Según el general, aunque los intentos repetidos de ISIS para movilizarse en varios lugares de Etiopía se han frustrado, el gobierno tiene información sobre la presencia de individuos provenientes de distintas zonas del país africano y que son entrenados y adoctrinados por militantes de ISIS. Los miembros del Estado Islámico en Somalia ya publican videos y materiales yihadistas en amárico, un paso inequívocamente destinado a ganar reclutas en la inquieta y vecina Etiopía.

El anuncio se produjo en forma de vídeo de tres minutos publicado el mes pasado en portales pro-ISIS y respaldado por los medios oficiales de Estado Islámico. En la proyección aparecían las palabras de uno de los cantos más conocidos del grupo en amárico y han prometido más materiales en el idioma, una de las dos lenguas más habladas en Etiopía.

Las fuerzas de seguridad del estado africano tienen información relacionada con “miembros de ISIS, sobre qué están haciendo, dónde se están moviendo, con quién han establecido contactos, las identidades de sus miembros en las ciudade, así como cuáles son sus planes y otros detalles que no se puede mencionar aquí, estamos bajo nuestra estricta vigilancia «, ha declarado el general Berhanu.

De este modo, se evidencia que la organización terrorista no ha sido derrotada, y no solo amenaza con volver a actuar en Siria e Irak, sino que muestra un desarrollo en África. Analistas coinciden en que Estado Islámico, se está acercando a la comunidad musulmana de Etiopía en un intento por aprovechar los conflictos étnicos y políticos en curso en la segunda nación más poblada de África. Una táctica habitual que ha demostrado su eficacia en Irak.

La mayoría que siguen el desarrollo y la evolución de ISIS Post_:khalifa (tras las derrotas en Siria e Irak) conocen el establecimiento de nuevas estructuras lejos del Medio Oriente, especialmente en Asia y África. En Etiopía tienen una oportunidad potencial. El grupo ha estado expandiendo sus influencias y sus actividades en África de manera bastante activa en el lago Chad, Somalia, Nigeria, Camerún, y más países. Hasta el momento, han cosechado pequeños resultados en gran parte del continente, pero persisten y construyen sin pausa.

Etiopia es el sitio ideal para una organización que su base ideológica es el odio religioso y la venganza. Los conflictos étnicos en el país pueden empeorar, a pesar de las reformas políticas promulgadas por el primer ministro Abiy Ahmed, incluida la liberación de miles de prisioneros políticos y la firma de un tratado de paz con Eritrea, enemigo de toda la vida.

Sin embargo, la realidad es otra. Hay muchos grupos que están descontentos por la forma en que se está desarrollando la transición. Cada vez más, se producen episodios de violencia en vastas zonas como norma.  En esos territorios, ISIS ha comenzado a encontrar oportunidades para reclutar seguidores y establecer una presencia mayor.

Según las Naciones Unidas, alrededor de 700,000 personas han sido desplazadas por solo un conflicto étnico entre 2 etnias . Sin embargo, es solo uno de los muchos conflictos interétnicos que se desatan en Etiopía y que han otorgado al país una distinción poco envidiable: el año pasado, más personas huyeron de sus hogares que en cualquier otra nación en la Tierra.

En total, 2.9 millones de personas habían sido desplazadas en diciembre de 2018, más que las desplazadas en Siria, Yemen, Somalia y Afganistán juntas, según las estimaciones publicadas por ACNUR

Los militantes de Estado Islámico surgieron en Somalia en octubre de 2015 después de que un pequeño grupo de combatientes del grupo Al-Shabbab se separara y prometiera lealtad a al-Baghdadi. Desde entonces, el grupo se ha mantenido firme en el noreste del país somalí y en los alrededores de Mogadiscio. Por si fuera poco, en la frontera con Etiopia se han calculado unos 500 miembros armados según deferentes fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...