Informe: cables de inteligencia filtrados muestran la influencia de Irán en Irak Un reportaje de The New York Times y The Intercept sobre los cables de inteligencia filtrados parecen mostrar la influencia de Teherán en Bagdad

Cientos de informes de inteligencia iraníes filtrados revelan la importante influencia de Irán en Irak. The New York Times y The Intercept informaron el lunes de esta evidencia sin precedentes. En las pruebas, Irán muestra esfuerzos destacados con el objetivo de integrarse en la política y los asuntos iraquíes.

Ambas cabeceras han esclarecido que su informe se ha producido a partir de las 700 páginas de informes verificados escritos, en su mayoría, entre 2014 y 2015 por el Ministerio de Inteligencia y Seguridad de Irán. El testimonio llegó a The Intercept de forma anónima y la revista electrónica lo compartió con The New York Times.

Desde The Intercept han comentado que la fuente se desconoce y que “todavía no sabemos de quién son”, refiriéndose a los documentos. El contacto comentó que pretendían una demostración concluyente y veraz sobre “lo que Irán está haciendo en mí país, Irak”, ha informado el propio medio.

¿Quién es el general Soleimani?

Según el diario neoyorquino, la información “ofrece un retrato detallado de la agresividad con la que ha trabajado Irán para integrarse en los temas iraquíes y del papel único del general Soleimani”. A pesar de tener unos años, los documentos muestran un fenómeno que no solo se gestó en el pasado, sino que también se ha prolongado hasta la actualidad.

Qasem Soleimani es el comandante del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (conocido como Guardia Revolucionaria o Sepah). Llegó a la principal organización militar del país persa en 1979, con la Revolución Islámica y la caída del Sha.

En las últimas semanas, Soleimani ha presidido encuentros en Bagdad, capital de Irak, y en Najaf, ciudad sureña, para buscar la protección del primer ministro iraquí, Adel Abdul Mahdi, por parte de los partidos políticos.

Abdul Mahdi se ha mostrado presionado por la situación actual en las calles de Irak. Las protestas masivas contra el gobierno a partir de octubre se han saldado con centenares de muertes por la represión estatal.

Según Al Jazzera English, las manifestaciones se han caracterizado por un fuerte “sentimiento anti-Irán”. Muchos de los asistentes ven al ejecutivo de Bagdad como títeres de las administraciones iraní y estadounidense.

De hecho, en una de las filtraciones de The Intercept y The New York Times, se describe una «relación especial» entre Abdul Mahdi y Teherán cuando era ministro de petróleo de Irak en 2014.

Irán ha aprovechado la retirada estadounidense para ganar control en Irak

Los nombres de Soleimani y Abdul Mahdi no son los únicos conocidos aparecidos en las filtraciones. Los informes también incluyen ex primeros ministros como Haider al-Abadi e Irahim al-Jafari; al expresidente del parlamento iraquí, Salim al-Jabouri, y a otros políticos estrechamente vinculados con Irán.

Según el diario estadounidense, el gobierno de Teherán obtuvo un mayor acceso a información relacionada con su país vecino tras la retirada estadounidense de Irak en 2011. Los agentes iraquíes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) quedaron “desempleados y desamparados”.

Además, el reportaje explica cómo Irán intercambió dinero por información sobre las operaciones de la CIA en el país iraquí, tras la salida de Estados Unidos.

Por el momento, ni las autoridades iraníes ni las iraquíes se han pronunciado ante las filtraciones y el reportaje publicado por The New York Times y The Intercept.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...