Helena Maleno  “Desde abril de 2020, he sufrido 37 ataques por parte de la policía nacional española y la marroquí” La activista Helena Maleno ha denunciado este lunes que Marruecos la ha "deportado y expulsado con violencia" y ha acusado al Ministerio del Interior de España y a la Policía marroquí de hostigamiento y de haber puesto en peligro su vida y la de su hija.

La activista  Helena Maleno, ha denunciado, haber sido expulsada «violentamente» de Marruecos, el país donde vive junto a su familia hace  más de 20 años. Según la activista pro los derechos de los inmigrantes, su expulsión se materializó el pasado 23 de enero cuando intentaba entrar de nuevo a Tánger, donde residía con su familia. La policía marroquí le denegó la entrada y fue deportada en un vuelo a Barcelona, obligándola a permanecer varias semanas separada de su hija menor de edad.

Reconocida internacionalmente por su labor, premiada en diversidad de países, Maleno apunta a los que considera los responsables de su situación ; el Ministerio del Interior, en concreto la UCRIF( Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades documentales, de la Policía Nacional) en colaboración con la Policía marroquí  «Desde abril de 2020, he sufrido 37 ataques: amenazas de muerte, agresiones, seguimientos, vigilancia policial, escuchas telefónicas y dos asaltos a la vivienda de la familia» que «han llegado a poner en peligro la vida de mi hija, dice la activista, quien señala a la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF Central) de la Policía Nacional y a la policía marroquí como «responsables».

El proceso judicial marroquí tiene su origen en una investigación iniciada en 2012 en España por la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF Central) de la Policía Nacional. En 2017, la Fiscalía de la Audiencia Nacional archivó las diligencias recopiladas por la UCRIF Central al no deducirse indicios de delito de la investigación, pero estas habían sido enviadas por España a la justicia marroquí con anterioridad, lo que derivó en la apertura de la causa contra Maleno en Marruecos, donde reside la activista. Tras varias citaciones judiciales, el juzgado marroquí confirmó en 2019 la inexistencia de «indicios de delito» contra la defensora de los migrantes y archivó la causa.

«Después de años de criminalización, de haber ganado procesos judiciales tanto en España como en Marruecos, derivados de montajes policiales, que terminaron con el reconocimiento de su defensa de derechos de las personas migrantes, las violencias contra ella y su familia no han cesado», expone la activista en una carta enviada al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Irene Motero Ministra de Igualdad en el gobierno español, ha demostrado esta mañana su solidaridad con la activista “Helena Maleno es reconocida internacionalmente por su lucha por los derechos humanos de las personas migrantes y, especialmente, de mujeres y niñas víctimas de trata. La criminalización a quien defiende los derechos humanos no tiene cabida en democracia”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...