Fuertes enfrentamientos entre la policía tunecina y los manifestantes en 10 ciudades Los disturbios y enfrentamientos violentos entre la policía tunecina y los manifestantes estallaron el domingo en la capital Túnez, y al menos en 15 ciudades por segundo día consecutivo, mientras el país enfrenta una crisis económica sin precedentes.

El ejército se desplegó en las ciudades de Susa, Bizert, Kasserine y Seliana solo para proteger algunos edificios gubernamentales, dijo a Reuters el funcionario del Ministerio de Defensa, Mohamed Zekri.

Las autoridades tunecinas dijeron anteriormente que habían arrestado a 240 personas, en su mayoría adolescentes, después de violentos enfrentamientos con la policía en varias ciudades durante la noche y durante la jornada del domingo.

Una década después de una revolución contra la pobreza, la corrupción y la injusticia, Túnez ha progresado hacia la democracia, pero sus problemas económicos han empeorado, con el país al borde de la bancarrota y los servicios públicos en una situación desesperada.

Los manifestantes no hicieron demandas claras en las manifestaciones, que las autoridades describieron como disturbios, en al menos 10 ciudades de todo el país.

En la destartalada zona de Ettadamen de la capital, los manifestantes, la mayoría adolescentes, bloquearon carreteras y arrojaron piedras a la policía. La policía disparó cañones de agua y gas lacrimógeno para dispersarlos.

Los enfrentamientos también se extendieron a la zona de Mnihla en Túnez.

Mhadia, Sousse, Bizert, Kairaouan, Kebeli, Seliana, Nabeul, Manouba, Gafsa y Monastir estuvieron entre las ciudades que vieron protestas violentas el domingo.

El portavoz de las Fuerzas de Seguridad Interna, Walid Hkima, dijo que la policía antidisturbios arrestó a 242 personas, en su mayoría adolescentes y jóvenes que destrozaron propiedades y trataron de robar tiendas y bancos.

Las protestas plantean un desafío para el gobierno de Hicham Mechichi, quien ha reorganizado su gabinete en medio de una batalla en curso por la influencia política.

Las regiones rurales del centro y sur del país siguen siendo focos de disturbios.

En la ciudad de Jelma, en la gobernación de Sidi Bouzid, la policía dispersó a los jóvenes que bloquearon carreteras y quemaron neumáticos para protestar contra su marginación y pobreza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...