Estas son las características incalificables de España contra Marruecos

Opinion de : Abdessamad Mouhieddin

  • Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva de su autor. No reflejan necesariamente la posición del personal editorial de InfoTalQual

Gritar de escándalo cuando Marruecos delimitó su plataforma continental fijando el límite de sus aguas territoriales, estableciendo una zona económica exclusiva de 200 millas náuticas frente a la costa marroquí.

Estar indignado con Francia después del lanzamiento de este último (en la época de Holand) de dos satélites marroquíes, en particular Mohammed VI-A, descrito como un «satélite espía».

Alarmarse al día siguiente de la firma del reconocimiento por parte de Estados Unidos del carácter marroquí del Sahara, luego ir tan lejos como para intervenir con la administración Biden para revolcar el acuerdo tripartito (Marruecos-USA-Israel) e incluso temer la instalación de bases estadounidenses en el Sahara.

Indignado al día siguiente del lanzamiento de las licitaciones relacionadas con el mega proyecto de estructuración de «Dakhla Atlantique» (NTIREFT).

Ofrézcase por el proyecto de enlace fijo entre Gibraltar y Marruecos, sabiendo que:

1) Este enlace permitirá al Reino Unido el acceso directo al continente africano,

2) Gran Bretaña tiene todo el conocimiento para la implementación de dicho enlace,

3) Los fondos soberanos del Golfo han mostrado un gran interés en el proyecto;

Percibir legalización  del cannabis y su industrialización como un acto de guerra porque rápidamente logrará drenar financieramente a las poderosas mafias de la droga de la Costa del Sol, las únicas que realmente se benefician de los ingresos ilícitos del cannabis marroquí.

Cada vez más enfurecido el Estado Español por el asesinato del puerto de Algeciras por Tanger Med.

Se atreve  a recibir en su suelo al peor enemigo de Marruecos, sin ningún respeto por el Acuerdo de Madrid, ni por los lazos históricos con el vecino del sur;

Se atreve  a movilizar a la Unión Europea contra Marruecos y ir  como un comando político de choque (Primer Ministro + Ministro del Interior) a Ceuta mientras se convoca a la Embajadora de Marruecos en Madrid para sermonearla.

Fomentar todo tipo de conspiraciones con la Camarilla de Argel y las asociaciones pro Polisario  españolas contra la soberanía marroquí.

¡Y Dios (y seguramente las más altas esferas políticas marroquíes) sabe de qué otros trucos sucios ha sido cometidos por el actual gobierno español!

¿Y QUIERES, DESPUÉS DE TANTAS HUMILLAS Y CONDENAS CARACTERIZADAS, QUE MARRUECOS SE CIERRE LA BOCA?

¿No fue Isabel de Castilla, conocida como la Católica, quien decretó que las fronteras de su país se extendieran más allá del Atlas? ¡Algunos círculos políticos y mediáticos españoles todavía parecen tener a priori este sentido expansionista!

En verdad, ¿qué pesa España, al final, en un mundo donde hasta EEUU busca salvar lo que se puede salvar de su economía y donde el ombligo del futuro se ha desplazado a Asia y pronto también a África ?, donde Marruecos entró y forma parte de los principales circuitos comerciales?

Los think-tanks españoles, desde principios de la década de 2000, han recomendado que los gobernantes españoles favorezcan una guerra entre Argelia y Marruecos para neutralizar a este último. Algunos de estos think-tanks se ilustran por su hostilidad a la adquisición por Marruecos de armas sofisticadas (aviones F16, helicópteros Apache AH-64E, pronto F35 equipados por Israel, fragatas militares, misiles inteligentes, la modernización de su flota. Antiguos…)

Aunque Marruecos nunca llegará tan lejos como el enfrentamiento militar con España, este último todavía teme una espectacular «salida» (tipo Marcha Verde) de Marruecos Ceuta y Melilla  y otras islas ocupadas por España en la tierra africana. ¿Qué puede hacer ella en tal caso? ¿Disparar a civiles a la vista?

En cuanto a Argelia, aunque su cuartel fascista lo desee ardientemente, no tiene ni los medios, sobre todo pecuniarios, ni el apoyo popular necesario para el inicio de una guerra contra Marruecos.

Por lo demás, la Unión Europea en su conjunto no puede aventurarse en una seria de actos contra Marruecos, que constituye su profundidad estratégica inmediata y su único puente creíble hacia la galaxia subsahariana, hacia África, el continente del siglo XXI.

¿Secar sus finanzas? Fue una pérdida de tiempo, puesto que el Reino ya ha entrado en los circuitos capitalistas extraeuropeos a los que la propia Europa se dirige para sus propias necesidades. Incluso puede prescindir de los «cuatro» que la UE le «otorga» bajo el famoso «Estado Avanzado», cuya cantidad año tras año nunca llega a los dos dígitos en miles de millones de euros.

Sí, Señorías, estamos en un equilibrio de poder y cada marroquí debe mostrar cohesión y solidaridad ante las diversas y variadas humillaciones que nos llegan de algunos países de Europa. Como en el pasado, la fortaleza del frente interno será el activo central de Marruecos. Por tanto, este frente interno debe ser consolidado mediante el afianzamiento acelerado de la democracia y una mejor justicia social.

En resumen, hoy es un enfrentamiento entre el toro y el león. Marruecos tiene cartas valiosas y, en muchos sentidos, estratégicas. ¡Siempre que sepa desplegarlas de forma inteligente e incluso serena!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...