Es inevitable involucrar a Marruecos y África en las políticas europeas en materia de inmigración….

Abdulah Bousouf

Sin duda, el alarmante aumento en el número de inmigración masiva que vivió Europa durante los años 2014 y 2015, que superó el número de “un millón” de inmigrantes y solicitantes de asilo- que han huido de las situaciones conflictivas en los países de Medio Oriente (Irak y Siria…) y algunos países asiáticos (Afganistán y Bangladesh..), además de un número ilimitado de barcos que se dirigían hacia la orilla norte del mar Mediterráneo desde las costas de Libia, Túnez y Argelia… dio lugar a lo que en su momento se conoció como la crisis de los cayucos entre las organizaciones humanitarias y algunos países europeos como Italia, Francia y España. Estos países exigieron compartir Migrantes con los países nórdicos debido a las cifras inesperadas, lo que hizo que Europa se encuentra ante la ineficacia de sus leyes respecto a la inmigración y asilo, especialmente la ley de Dublín… que vincula el futuro de los inmigrantes y solicitantes de asilo al primer país de llegada…

La gran presión del número de migrantes y la falta de voluntad de algunos países europeos para recibirlos obligo a adoptarse lo se llama el «derecho humanitario» dándoles permiso a cruzar y arreglar su situación, ya sea como migrantes, refugiados o solicitantes de protección… especialmente en la Alemania de Merkel”.

Esto a la espera de acelerar el ritmo de trabajo de la maquinaria legislativa europea con respecto a las leyes de inmigración y asilo, ya sea en términos de políticas para resolver el estatus de los inmigrantes ilegales o en el proceso de creación de nuevas leyes de inmigración y asilo dentro del espacio de la Unión Europea, a base de una nueva visión cuyos principios más importantes son la responsabilidad y la solidaridad… Sobre todo, que la inmigración y la recepción de inmigrantes irregulares no es un proceso fácil, sino se trata de un trabajo adicional en las fronteras, especialmente en el aspecto de seguridad y los labores para actualizar y desarrollar la «Agencia Frontex» encargada de proteger, controlar las fronteras y costas europeas. …lo que significa un «costo financiero” y grandes cargas tanto para los países de tránsito como de recepción.

Desafortunadamente, Europa ha conocido, a partir de 2015, un aumento en el número de ataques terroristas como en Francia, Bélgica, Alemania y España… lo que tuvo un «coste político “, ya que los partidos de extrema derecha aprovecharon este incidente para alimentar y avivar otros conflictos contra los gobiernos de sus países. El expediente de los inmigrantes también se empleó en las elecciones legislativas y al Parlamento Europeo, lo que allana el camino a los partidos de ultraderecha para la expansión social en Alemania, Francia, Italia, Holanda, Hungría y España. …especialmente porque la mayoría de los inmigrantes en 2015 procedían de países islámicos….

Las cifras de inmigrantes se han reducido respecto a 2014 y 2015, coincidiendo con la disminución del grado de peligrosidad y la intensidad de los conflictos en Siria, Libia y Sudán… por lo que, cuanto mayor sean los conflictos, guerras y fluctuaciones climáticas como inundaciones, terremotos, desertificación y sequía… mayores son las oleadas migratorias, la demanda de asilo y la búsqueda de un lugar seguro y un futuro mejor.

Y los procesos de inmigración legal o ilegal han conocido un parón con las medidas de la pandemia covid19, ya que las restricciones del cierre de las fronteras limitan las operaciones de movilidad por temor a la transmisión del virus. Sin embargo, la comisión europea ha presentado una nueva «Ley de Dublín para la Inmigración y el Asilo» que incluye respuestas a los modernos mecanismos de la realidad de la inmigración y el asilo, y reconoce también la corresponsabilidad y solidaridad entre los países de la Unión Europea a nivel de: costes financieros, económicos, políticos y también culturales…

Muchos observadores han destacado que la presidencia rotatoria de Francia del Consejo de la Unión Europea en 2022 contribuyó mucho a impulsar la aprobación de la propuesta de la Comisión Europea… pero parece que la nueva ola migratoria masiva en el contexto de la guerra contra Ucrania desde febrero de 2022 ha producido nuevas condiciones diferentes de las condiciones de la ola de 2015, tanto en términos de números de inmigrantes, como también en términos de la naturaleza del país de inmigración.

En cifras estamos hablando de 6,8 millones de refugiados ucranianos, la mayoría mujeres y niños, que huyeron hacia países vecinos como Polonia, (más de 3 millones de inmigrantes de Ucrania, Rumanía (989.000), Hungría (682.000), Moldavia (479.000) y Eslovaquia (461.000), mientras que una grande ola se dirige hacia otros países europeos como Alemania, Italia, Austria y Francia….

Lo notable es que las campañas de la extrema derecha europea contra los millones de inmigrantes no se emplearon políticamente durante las elecciones presidenciales o legislativas en Francia o las regionales en España. Y los refugiados ucranianos fueron recibidos en los países de la Unión Europea porque son cristianos y con ojos azules… mientras que los refugiados de origen extranjero residentes o estudiantes en Ucrania estaban restringidos, y a muchos de ellos se les impidió cruzar a lugares seguros lugares…

Por otro lado, la guerra en Ucrania no convirtió a esta última solamente como única fuente de migración masiva, más bien, sus repercusiones se extendieron a los países africanos, que se vieron afectados por el escasez de cereales y la amenaza de una ola de hambruna… lo que puede dar lugar a migraciones masivas hacia países europeos, pasando por los países de la ribera sur del Mediterráneo, por lo que se espera presión en las rutas migratorias africanas, especialmente Egipto, Libia , Túnez y Marruecos .

También se espera la infiltración de miembros de grupos terroristas conocidos que operan en países subsaharianos y el Sahel, que pueden amenazar la paz, ya sea en países de tránsito como Marruecos, por ejemplo, o países de recepción. Uno de los resultados de esta presión será un enorme coste material y logístico para los presupuestos de aquellos países que ya están sufriendo los altos costes energéticos como una de las repercusiones de la guerra en Ucrania…

Todos estos factores hacen de los países del sur del Mediterráneo un socio clave para Europa en la formulación de todas las políticas, leyes de inmigración y asilo en la Unión Europea, igual hacen de Marruecos objetivamente y sin retórica ni exageración, el portavoz de África ante la Unión Europea en materia de inmigración y asilo.

En primer lugar, los propios países africanos reconocieron el papel y el liderazgo de Marruecos en el campo de las migraciones, por lo que llamaron al Rey Mohammed VI “el pionero de la Unión Africana en temas migratorios”, y a Marruecos como sede de una de las instituciones más importantes del Unión Africana en el ámbito de las migraciones con sedeen la capital Rabat, y se trata del “Observatorio Africano de Migraciones”, que fue inaugurado el 18 de diciembre de 2020, coincidiendo con el Día Internacional del Migrante. Y en segundo lugar, con la firma del «Pacto Mundial para la Migración» en Marrakech en diciembre de 2018, que es la Carta de la ONU adoptada por representantes de 150 países del mundo para una migración segura, ordenada y regular…

Este artículo está limitado a los usuarios con el nivel de suscripción gratuita y suscripción anual.
Regístrate y accede a todo nuestro contenido