El prisionero palestino el más veterano  del mundo,  Nael Barghouti cumple 41 años en las cárceles de ocupación israelí

Hoy, Nael Al-Barghouti ha cumplido 41 años en las cárceles de ocupación, desde su arresto en 1978, y es el decano de los presos en las cárceles de Israel y el preso político más veterano del mundo.

El prisionero Al-Barghouti nació en la localidad de Kober el 23 de octubre de 1957, y fue detenido por primera vez en 1978,  Fue condenado a cadena perpetua más 18 años, de los cuales pasó 34 años seguidos.

Las autoridades de ocupación se negaron a liberarlo, a pesar de la conclusión de muchos acuerdos de intercambio y liberaciones que tuvieron lugar en el marco de las negociaciones.

El 18 de octubre de 2011, y como parte del acuerdo de intercambio «Wafa Al-Ahrar», la resistencia liberó al cautivo Nael Barghouti junto con cientos de prisioneros, incluido su compañero, Fakhri Al-Barghouti, a cambio del soldado Gilad Shalit, que estaba cautivo de las Brigadas Qassam, el ala militar del movimiento  (Hamas).

El 18 de junio de 2014, las autoridades de ocupación lo arrestaron nuevamente y dictaron una sentencia de 30 meses en su contra.

Después de que Abu al-Nour cumplió su sentencia, los tribunales militares de la ocupación restablecieron su sentencia anterior, que es de cadena perpetua, junto con decenas de liberados  por acuerdo «Wafaa Al-Ahrar», cuyas sentencias anteriores les fueron devueltas, y la mayoría de ellos están cumpliendo cadenas perpetua

Iman Nafeh, la esposa de Barghouti, con quien se caso un mes después de su liberación en 2011 como parte del «acuerdo Shalit», y pasó con él solo 31 meses, antes de que la ocupación lo arrestara nuevamente en 2014 y restableciera su sentencia anterior a cadena perpetua. Ella es la única a la que se le permite visitarlo. Según la Agencia de Noticias Palestina «Wafa», que informó su historia completa.

«Soy la única que la visita . Desde el martirio de su sobrino, Saleh al-Barghouti, su hermana Hanan no ha podido visitarlo, e incluso los niños están prohibidos, como si no quisieran que nadie lo conociera», dice Iman.

La ocupación impuso el arresto domiciliario de Barghouti después de su liberación en 2011, y se le impidió salir de la ciudad de Ramallah y sus aldeas, y durante este período permaneció prisionero dentro de su ciudad natal de Kober, al noreste de Ramallah, y se le prohibió visitar cualquier pueblo o ciudad de Cisjordania.

«Desde que nos casamos, Nael solía salir de la casa después de la oración del amanecer, ir a ver la tierra de sus abuelos, porque es sagrado para él. Lo cultivaba y lo plantaba. Le gustaban las flores y rosas que se extendían en las montañas”. Nael no pudo comer los frutos de los naranjos y limoneros que había plantado antes de que la ocupación lo volviera a arrestar, y los repetidos intentos de su esposa de llevar algunas de estas frutas a la cárcel  no tuvieron éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...