El atentado en la mezquita de Christchurch: Tarik Chenafa escapa por la ventana mientras el terrorista desparaba.

Redaccion y historia completa : https://www.nzherald.co.nz/nz/news/article.cfm?c_id=1&objectid=12213304

Cada viernes, Tarik Chenafa se sentaba en el mismo lugar en la mezquita Masjid Al Noor, debajo de la enorme ventana en el lado noroeste.

El inmigrante argelino había huido a Christchurch para escapar de la guerra civil en su propio país en los años noventa. Cuando era un adolescente en el ejército allí, había aprendido acerca de las armas. Más tarde, viendo de lejos las masacres en Canadá, el Reino Unido y los Estados Unidos, aprendió sobre el odio.

“Cuando veo lo que sucedió en demasiadas mezquitas en otros países … Sabía que un día alguien nos haría lo mismo”, le dijo al Herald desde su sala de estar en Wigram, a diez minutos del centro de la ciudad.

“Le dije a la gerencia que aquí, necesitamos seguridad, pero pensaron que eso nunca sucedería. Así que me senté junto a la ventana porque pensé que algún día tendré que salir por la ventana”.

Eran las 1.40 de la tarde cuando escuchó la primera bala. El imán llevaba diez minutos de su discurso de media hora sobre la amistad y el amor. La mezquita estaba repleta de gente, los fieles se amontonaban en el pasillo y en la sala de oración. Las mujeres estaban, como de costumbre, en el área separada a la derecha de la entrada.

Por lo general, Chenafa, de 54 años, traía a sus hijos a la mezquita con él. A su hija, Norhan, de 4 años, le gustaba jugar cerca de la puerta donde el pistolero comenzó a disparar.

“Tengo suerte de no haber llevado a mi hija conmigo. Le agradezco a Dios. Le agradezco a Dios”, dijo.
El entrenamiento del ejército de Chenafa le ayudo a reconocer los disparos por lo que fueron casi de inmediato.

“Escuché ‘bam’ y pensé que estaba rompiendo vidrios o fuegos artificiales … y luego escuché ‘dud dud dud’ y supe que esto no es un juego, es un ataque”.

No miró al pistolero. No había tiempo. Simplemente miró hacia la ventana y decidió atravesarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...