De Gonzalez Laya a Albares. ¿un punto de inflexión en las relaciones hispano-marroquíes o un simple punto y aparte? José Manuel Albares Bueno, un madrileño de 49 años se ha convertido en la nueva cara visible de la diplomacia española tras el cese de la polémica Arancha González Laya, a la que muchos consideran chivo expiatorio y cabeza de turco de una pésima gestión diplomática de las relaciones con marruecos.

Barcelona: Yousef Temssamani  Unas relaciones que se rompieron tras la acogida del líder del Frente...

Este artículo está limitado a los usuarios con el nivel de suscripción gratuita y suscripción anual.
Regístrate y accede a todo nuestro contenido