Darna FC 2019 consigue la primera victoria en liga El conjunto de El Raval se impone a Unificación Bellvitge por 1-2 y pasa de la penúltima posición a la octava

El pasado lunes, el vestuario de Darna FC 2019 vivía un punto de inflexión. Una derrota excesivamente abultada contra el primero sacaba los peores comportamientos y añadía más frustración ocasionada por los malos resultados: un empate y tres derrotas en las cuatro primeras jornadas.

La evolución se evidencia en cada entrenamiento. El trabajo y el esfuerzo no cesan. Pero, como en todas las casas, hay aspectos a mejorar, lo normal en un proyecto de apenas tres meses de vida.

La reunión del principio de semana pasada ayudó a identificar problemas de juego y comportamiento y hacer autocríticas, tanto individual como colectiva. Tras el entrenamiento, la situación cobraba un nuevo rumbo y el aire soplaba renovado. Los días sucedieron con lentitud hasta el domingo.

Darna estrenaba equipaciones. Por primera vez, el conjunto dejaba el blanco y negro por una vestimenta verde y amarilla. Fotografías con las nuevas camisetas y música a través del altavoz antes de la táctica y el calentamiento.

El partido no comenzó de la mejor manera. Darna se mostraba incómodo. El rival le daba el balón y el equipo de Ciutat Vella mostraba dificultades para llevar la iniciativa y combinar con velocidad y fluidez. Durante todo el partido, se adaptó al ritmo de juego del rival y ello le hizo bajar la intensidad con respecto a semanas anteriores.

Unificación Bellvitge se adelantó en el marcador con un gol olímpico. Una vez más, el equipo de El Raval iba a remolque y con el resultado adverso. El comienzo irregular aportaba un peligroso escepticismo.

Sin embargo, el gol en contra activó al equipo, y en menos de diez minutos, dio la vuelta al partido. Un doblete de Amer adelantaba a Darna antes de la media hora de juego. Muchas analogías entre ambos tantos del mediapunta: asistencias de Moha, los dos se producen tras un desmarque de ruptura a espaldas de los centrales, y los dos son goles de llegaban puro.

Darna había hecho lo más complicado y no había conseguido hasta la fecha: remontar un marcador (de derrota a victoria, aunque fuera momentáneo).

En la segunda parte, Unificación Bellvitge apretó en busca del empate. Subió las líneas y presionó más la salida de balón de Darna, dejando espacios en la defensa. El equipo visitante no aprovechó esas facilidades (más de una docena de fueras de juego y claras ocasiones cerradas) y sufrió considerablemente el último cuarto de hora.

El equipo tuvo la sentencia, perdonó el tercero y acusó la falta de gol en unos últimos minutos fatídicos. El árbitro alargó hasta el 51’. Incluso, Amer despejó un remate bajo los palos. Tras dos córneres consecutivos, el colegiado señaló el final del encuentro y Darna celebraba la primera victoria liguera en su propia área.

Los jugadores se saludaban entre la incredulidad por las anteriores semanas y el cansancio. Pero, la realidad mostraba una cara amable y la nueva puntuación asemejaba una posición en la tabla más acorde a la imagen que el equipo venía mostrando. En la zona de banquillos, el cuerpo técnico se abrazaba porque conocía la necesidad de sumar algún día la victoria para levantar la moral y ver la sonrisa en esos jugadores. Y ese día llegó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...