Coronavirus, cae la polución en España De mitad de marzo a finales de abril, la calidad del aire de las ciudades españolas ha experimentado una mejora sin precedentes debido a la drástica reducción del tráfico por el confinamiento, según un informe de Ecologistas en Acción en el que analiza mediciones realizadas en 26 ciudades españolas con más de 150.000 habitantes.

El trabajo, llamado Efectos de la crisis de la COVID-19 en la calidad del aire urbano en España, revela que desde el 14 de marzo, fecha en la que declaró el estado de alarma, se han reducido en un 58% los niveles de contaminación atmosférica en las principales urbes españolas.

Las ciudades del litoral mediterráneo son las que han presentado mayores reducciones de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2). Alicante y Valencia son las más destacadas, con el 72% y el 69% respectivamente.

En el informe, Ecologistas en Acción realiza una serie de propuestas encaminadas a mantener una buena calidad del aire urbano. Especialmente destacan la compra de proximidad, el teletrabajo y la administración electrónica, rebajar el límite de velocidad en vías urbanas a 30 kilómetros por hora, potenciar la movilidad activa peatonal y ciclista y garantizar el transporte público con una ley de financiación.

Para el grupo ecologista, la crisis del Covid-19 demuestra que la reducción del tráfico motorizado y los cambios en las pautas de movilidad son la mejor herramienta para rebajar la contaminación del aire en las ciudades y mejorar la salud pública.

Todos los estudios científicos, hasta el momento, parecen confirmar la relación entre polución del aire y una mayor incidencia de la pandemia. Una de las hipótesis que manejan los científicos apunta a la mayor vulnerabilidad cardiorespiratoria de las personas que llevan años exponiéndose a los altos niveles de contaminación en sus ciudades. Esto les podría hacer más sensibles a la enfermedad.

Para el investigador Xavier Querol, del instituto IDAEA del CSIC, coautor de un artículo que se acaba de publicar en la revista Science of the Total Environment sobre las reducciones del NO2 y PM 10 registradas en Barcelona, “estar muchos años en una zona con contaminación te va a debilitar el sistema respiratorio, y cuando llegue el virus te puede encontrar con menos defensas. (…) Hay que tener en cuenta todas las piezas, y en el caso de la Covid-19, intervienen factores tan diversos como el tabaquismo o la mayor temperatura y humedad, que parecen perjudicar al virus”.

En ese sentido, el Instituto de Salud Carlos III y la Agencia Estatal de Meteorología acaban de poner en marcha un proyecto para analizar cómo influye la temperatura, la humedad ambiental y una serie de partículas contaminantes en la incidencia del Covid-19 en España.

El proyecto se desarrolla para poder identificar zonas de mayor riesgo en tiempo real relacionadas con la pandemia. Los autores creen que es probable que los resultados del estudio se sumen a los muchos indicios que ya señalan la asociación entre contaminación y Covid-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...