Cómo tratar las informaciones sobre menores solos El Col·legi de Periodistes de Catalunya, el Consell de l’Audiovisual de Catalunya y el Departament de Treball, Afers Socials i Famílies, con la Secretaria d’Infància, Adolescència i Joventut, y la d’Igualtat, Migracions i Ciutadania además del Síndic de Greuges, acaban de publicar el 29 de noviembre, las Recomanacions sobre el tractament informatiu de la infancia i l’adolescència tutelada per l’Administració

El documento parte del concepto que los menores y adolescentes son miembros activos de la sociedad y sujetos con derechos que se deben garantizar. Las recomendaciones son una guía para fomentar un tratamiento mediático que respete el interés de los menores y adolescentes, en especial el de los más vulnerables, con el objetivo de que ninguna acción comunicativa pueda perjudicar sus derechos universales.

Las recomendaciones continúan también una larga tradición del Col·legi de Periodistes iniciada en 1995 por la Comisión de Periodismo Solidario. Ya entonces la profesión reflexionaba sobre el tratamiento informativo de las noticias relacionadas, directa o indirectamente, con el fenómeno migratorio en general y con las personas migradas en particular.

El papel que juegan los medios de comunicación en la percepción que los ciudadanos tienen de los fenómenos migratorios, y sus consecuencias, es fundamental. En ese sentido conviene no olvidar que la mayoría de las informaciones publicadas en ese ámbito siguen siendo negativas. Y ahí es donde las recomendaciones tienen sentido.

Son una herramienta de prevención que, ahora, casi 25 años después, las mimas instituciones, más el Síndic de Greuges, ponen a disposición de la profesión periodística. Las recomendaciones son:

1.- Garantizar los derechos a la intimidad, la dignidad y la imagen de los menores y adolescentes y  evitar difundir datos personales que permitan la identificación.

2.- Sensibilizar a la ciudadanía sobre la realidad de la infancia y la adolescencia tutelada y de los jóvenes en situación de vulnerabilidad.

3.- No hacer referencia a la situación familiar previa ni al hecho que el menor o adolescente esté bajo tutela si no es estrictamente necesario para la comprensión de la información.

4.- No atribuir al conjunto de menores y adolescentes tutelados conductas negativas llevadas a término por personas concretas.

5.- Informar sobre los casos de resiliencia y superación. Una manera de superar los estereotipos es enfatizar aquellas informaciones que se centren en el empoderamiento de los menores.

6.- Utilizar un lenguaje inclusivo y riguroso. Hay que hablar con respeto de la infancia y de la adolescencia tutelada y no olvidar que se está informando sobre menores que han sufrido unas carencias y unas experiencias, generalmente, traumáticas.

7.- Pedir asesoramiento cualificado antes de informar sobre un caso complejo.

8.- Considerar a los menores, adolescentes y jóvenes tutelados como agentes sociales activos y no como sujetos pasivos de las informaciones.

9.- Pedir permiso a la Administración para entrevistar o hablar con menores o adolescentes

10.-  Entrevistar al menor o adolescente tutelado de manera especialmente rigurosa teniendo en cuenta la vulnerabilidad y el bagaje emocional y vital que puede tener.

11.- Utilizar las imágenes de archivo de manera pertinente.

12.-Sensibilizar sobre la situación de los y las jóvenes ex tutelados y ex tuteladas y darles voz.

 

 

Las recomendaciones están a disposición de todo el mundo en https://treballiaferssocials.gencat.cat/web/.content/.00_HOME/3_SLIDER_ACTUALITAT/Recomanacions_IA_tutelada_CA.pdf

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...