Catalunya, crónica de una sentencia anunciada I

El 15 de octubre de 1940 se fusiló al penúltimo líder político, Lluis Companys, que intentó independizarse de España. El caprichoso destino ha querido que el 14 de octubre del 2019 se haya hecho pública la sentencia de 100 años, sumando las condenas de los 12 enjuiciados, para los últimos líderes políticos que intentaron independizarse.

Son casi 40 años y a Companys lo fusiló Franco. Hoy, formalmente por lo menos, vivimos en un estado democrático y los problemas, o conflictos, políticos siguen sin resolverse políticamente. Y claro, al final pasa lo que pasa y vuelve a haber gente apaleada por funcionarios vestidos de uniforme y, lo que es peor, gente en prisión.

Y eso, aparentemente, no beneficia a nadie. Bueno, a nadie nadie, no. El anuncio de VOX de recurrir la sentencia es la primera medida electoral, a ellos les va bien. Pero también aumenta el número de personas que se cansan de tanta violencia mediática, política, policial y judicial. También es buena gasolina para apagar el fuego las declaraciones del Presidente del Gobierno, en funciones, garantizando “el íntegro cumplimiento de la condena”. Más madera que diría el otro.

Inevitablemente la gente se polariza y los extremos se retroalimenten. Los partidos políticos instrumentalizan, como siempre, todo para ampliar su electorado.

Eso es tiempo perdido que desgasta porque, al final, habrá que volver a negociar, habrá que volver a hacer política.

Y es que, tal y como twittea Ramón Lobo, “malos tiempos para los constructores de puentes. Pasado el impacto (…) se verá que sólo hay una vía para encontrarse, un nuevo puente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...