Carta de una educadora social de jóvenes no acompañados por «racismo policial» Vienen dos mossos de secreta y se llevan a los dos chicos que están fumando, dicen que han robado y están detenidos. Los chicos vienen a buscarme al ravalrooms a las 7. Vamos rápido a la comisaria del Raval, y nos comentan que si que está detenido y está en la comisaria de les Corts. Llegamos allí, son las 8, el mosso que nos atiende nos dice que ha salido en el primer furgón hacia el juzgado. Nos dirigimos entonces hacia la Ciutat de la Justicia, llegamos ya que son las 9. El juzgado de guardia nos notifica que el listado de los que pasan a disposición judicial sale hacia las 10.30-11. Esperamos en la calle, a la hora entramos, nuestro chico no sale en el listado...

No parece una caza de brujas, ¿o si? En estos tiempos de derechos, libertades, diversidad…. quiero remarcar que sí lo es, en este caso el racismo y xenofobia abruman lo sucedido este fin de semana en Barcelona.

4 chicos (menas) y yo, pasamos el día por Barcelona, yendo por la tarde a la Fiesta cultural marroquí organizada por EuroArab y la asociación Darna. Pasamos un buen rato escuchando a los periodistas y demás invitados, escuchamos música y nos deleitamos con un sabroso cous cous.

Por la noche, paseamos por las Ramblas, plaza Catalunya y el Raval. Todo parece tranquilo. Nos lo vamos a pasar bien.

Venimos de lejos y nuestro tren sale a las 8 de la mañana, así que decidimos salir de fiesta y buscamos algunos locales para bailar.

Hacia las 3 yo voy a dormir y los chicos van a las discotecas, hay una que me pareció bonita y les dije que fueran, no les dejaron entrar, su consigna fue “aquí los moros no entran”, debían ser eso de las 3.30 de la madrugada, y la discoteca es Moog. (habrá que denunciar también el racismo imperante ahí).

Volvieron a las ramblas, hacia plaza real y entraron en otra discoteca. Al salir a las 5 uno de los chicos, se sienta con otro chico marroquí que no conocía a fumar un cigarrillo y hablar un rato. Los otros chicos le esperan de pie delante, en la acera.

Vienen dos mossos de secreta y se llevan a los dos chicos que están fumando, dicen que han robado y están detenidos.

Los chicos vienen a buscarme al ravalrooms a las 7. Vamos rápido a la comisaria del Raval, y nos comentan que si que está detenido y está en la comisaria de les Corts. Llegamos allí, son las 8, el mosso que nos atiende nos dice que ha salido en el primer furgón hacia el juzgado. Nos dirigimos entonces hacia la Ciutat de la Justicia, llegamos ya que son las 9. El juzgado de guardia nos notifica que el listado de los que pasan a disposición judicial sale hacia las 10.30-11. Esperamos en la calle, a la hora entramos, nuestro chico no sale en el listado…

Nerviosa, llamo a comisaria de les Corts, después de un rato de volver a explicar la situación, me cuelgan. Vuelvo a llamar, me pasan con el Sargento, vuelvo a describir, explicar… y me dice que este chico no le consta ni que esté detenido…

De mientras esperamos a ver si entra en el 2o furgón entre 12.30 y 13h. Tampoco sale en el listado…

Acompaño a Sants a buscar el tren para los chicos, que coman y descansen durante el largo viaje.

Hacia las 4 vuelvo a estar en comisaría de les Corts, para que me expliquen que pasa con el chico y porque me han mentido al decirme que primero, iba al juzgado en el primer furgón, y después me dicen que no está detenido. Que si lo han perdido voy a denunciar su desaparición entre su comisaria y el juzgado….

Espero con ansías al sargento… Me explica que había habido una confusión, que el chico no había salido hacia al juzgado, sino al Hospital… No me explica porque, solo me dice que el chico acaba de llegar a comisaría y que está bien. Le digo, que no le han dejado hacer la llamada, y le doy mi teléfono para que lo haga. No llama nadie….

Llego a casa a las 10 de la noche. Duermo un rato y cojo el siguiente autobús por la mañana de nuevo hacia Barcelona. Me presento en el juzgado y espero a que salga por la puerta trasera…

El chico ha salido hace 15 minutos y lo sé porque ha pedido llamar a una chica que estaba en una terraza. Que lo encontraré en plaza Cataluña.

Cojo un taxi y voy lo más rápido que puedo a plaza Cataluña, ahí está. Me explica que no le han dejado hacer la llamada, que sólo le han proporcionado un vaso de agua en las 26 horas que ha estado en comisaría de les Corts. Que cuando bajó a los calabozos, preguntó que le explicaran que estaba pasando y le dieron una bofetada y le mandaron callar…. Le pregunto que porque lo llevaron al hospital, y me dice que él no estuvo en el Hospital, se llevaron a otro chico porque le dolía mucho la cabeza… Así, el sargento que tan amable salió a explicarme, volvió a mentir.

Quiero escribir esto para denunciar el trato a los chicos marroquíes y a los que se preocupan y acompañan, porque no es solo indignante sino también humillante que desde su posición, los mossos mientan con ese descaro y sin vacilaciones, sino porque detienen con inventos, la denuncia no es ni tan solo lógica, es una farsa que no se aguanta por ningún lado…

Ahora nos toca esperar el juicio, lo que significa vivir a diario con un miedo a no poder renovar el permiso de residencia.

Una caza de brujas en toda regla, donde no te queman literalmente, pero te humillan, insultan, agreden, te encierran y hacen que el miedo se apodere de ti meses por una causa injusta, racista y xenófoba.

Querría remarcar el hecho de que en la denuncia ellos que son los que la hacen, dicen que ven como un chico le roba el móvil a un turista argentino, ¿como es que no haces tu trabajo y intervienes mientras se está cometiendo el delito? No haces tu trabajo pero si detienes al primero que ves sólo porque es de otro país? Escandalosamente intolerable. Seguro que hay prima por eso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...