Bossouf «el Islam no contradice ni democracia, ni los principios de la república ni los derechos humanos».

Acogió la institución diplomático de Rabat este martes 30 de marzo una sesión de diálogo con el Dr. Abdellah Boussouf, secretario general del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero, con la participación semi-presencial de varios embajadores acreditados en Marruecos y representantes de instituciones diplomáticas.
En su presentación, destacó Bossouf la importancia del fenómeno migratorio para la humanidad, que ha representado siempre un elemento de estabilidad y prosperidad para el mundo, cosa que quedó más que clara tras en el marco de las circunstancias de la pandemia del Corona virus, gracias a la valiosa aportación de varios científicos de origen inmigrante en la búsqueda de una vacuna para el virus Covid 19, además de la solidaridad mostrada por los inmigrantes en general y los marroquíes en particular hacia su patria frente a la pandemia, como con los ciudadanos de sus países de acogida, ya sea ayudando a las personas mayores o realizando una labor social solidaria o mediante el esfuerzo económico que contribuyó a aliviar el peso de la pandemia en varias familias tal y como indica el Banco Mundial en su informe sobre las remesas de inmigrantes marroquíes del año 2020.

El Secretario General del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero consideró que el mundo ha llegado a una etapa que exige un cambio en la visión estereotipada de la inmigración que la considera motivo de preocupación y problematicas, y también insistió sobre la importancia de abordar el fenómeno de la inmigración desde sus nuevas características como elemento constructivo y prolongación de puentes humanos que posibilitan el diálogo de religiones, culturas y pueblos, lo que implica según el Sr. Boussouf, unculcar a las nuevas generaciones valores de la emigración noble  como una oportunidad para restaurar el mundo y combatir el terrorismo y los extremismos político y religioso.
En parte de su intervención, Abdellah Boussouf abordó tambien las connotaciones espirituales y humanas de la histórica visita en 2019 del Papa Francisco a Marruecos donde fue recibido por el rey Mohammed VI, confirmando su figura como Emir de los creyentes a la hora de garantizar la práctica del culto religioso para todos los marroquíes independientemente de la fé que profesen, lo que hace que la libertad de creencias en Marruecos sea «un resultado en virtud del hecho de que la libertad de práctica estipulada en la constitución y por la que vela el emir de los creyentes es la base de la libertad de creencia.»
En este contexto, dice Boussouf que el reconocimiento tanto por parte de los marroquíes como por otros de la figura del emir de los creyentes y seguir el modelo religioso marroquí incluso en el extranjero no es un reconocimiento político, sino un reconocimiento espiritual que nada tiene que ver con violar la soberanía de los países de residencia. El Papa Francisco, añadió el ponente, es considerado «un referente religioso para los cristianos en todos los países del mundo, y cuando hablamos en Marruecos y el Emirato de los creyentes, estamos hablando a su vez de un referente espiritual que traspasa fronteras».
Bossouf concluyó que la visita del Papa Francisco a Marruecos y la atención mediatica internacional que acaparó dieron la impresión de la importancia de las religiones en el mundo y su capacidad para ayudar a establecer la paz y el respeto por el otro, asi como encontrar soluciones a los eventuales conflictos. En este mismo contexto, recordó el discurso del Papa en el Instituto Mohammed VI para la Formación de Imanes y guías espirituales cuando dijo que visitó un instituto que «será el marco religioso del futuro», de lo que deduce la necesidad de que el imam se involucre en el futuro a través de una formación diversificada que combine las ciencias religiosas con las humanidades para profundizar en el conocimiento
En cuanto al modelo religioso marroquí, dijo Boussouf, autor del libro «Monarquía ciudadana en tierra del Islam ¿Cómo pudo Mohammed VI construir un modelo religioso universal?»  Que este modelo se basa en tres pilares: el conocimiento representado por la personalidad de Ibn khaldún, la racionalidad y el sentido crítico ejemplificados por la personalidad de Averroes, y la dimensión espiritual expresada por Ibn Arabi, que son los elementos que pueden posibilitar a los musulmanes en el mundo enfrentar la ideología del extremismo y ayudar al Islam a incrustarse en el siglo XXI, especialmente porque las personalidades que expresan estos elementos son conocidas en occidente, y a través de las cuales es posible trabajar en la construcción de un sistema ético que será el puente para cruzar a otras culturas.
En una pregunta relacionada con el debate en Francia sobre el Islam, destacó Bossouf que el Islam no contradice la democracia, ni los principios de la República o los derechos humanos, y que tiene la capacidad de adaptarse a los distintos sistemas políticos presentes en el mundo, destacando que La responsabilidad de la crisis del Islam en Francia es causada por una ruptura epistemológica basada en la ignorancia, donde conjuntamente, la sociedad francesa asume parte de la responsabilidad por perder el conocimiento científico sobre el Islam y contentarse con el conocimiento superficial en el que participa el político y el periodista en ausencia del académico. Pero otra parte de esa responsabilidad también recae en los musulmanes que no han contribuido lo suficiente a integrarse en la sociedad y practicar sus rituales de acuerdo a los sistemas legales y culturales de estas sociedades.
Esta reunión también fue una oportunidad para interactuar con las preguntas de los embajadores acreditados en Marruecos, especialmente sobre temas de interés para la comunidad marroquí en el extranjero, ya que las preguntas incluían un conjunto de cuestiones relacionadas con la labor del Consejo, como la movilización de competencias, evaluación de las políticas públicas y los roles asumidos por las diversas instituciones interesadas en la gestión de los asuntos de la inmigración marroquí, además de la evolución de la inmigración marroquí en Europa, Asia y África.
Al final de la reunión, elogió el decano del cuerpo diplomático en Marruecos y embajador de la República del Chad, Mohamed Abdel-Rasoul, en nombre de los embajadores asistentes la intervención del Secretario General del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero y los diversos aspectos que se expusieron. y también le obsequiaron con el escudo de la institución diplomática

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...