Barcelona: Fiesta marroquí en solidaridad con los menores no acompañados

El pasado sábado 23 de noviembre se celebró en el Casal de Joves Palau Alós de Barcelona la  Fiesta Cultural de Marruecos, en solidaridad con los menores migrantes sin referentes familiares, organizada por  la Asociación DARNA y por Euro Arab (Centro de Investigadores y Profesionales Euro Árabes).

El acto, que congregó a casi 200 personas entre menores, educadores y asociaciones, sirvió para recordar que forma parte de una campaña para sensibilizar sobre la situación de emergencia que viven actualmente casi 3200 menores extranjeros tutelados por la Generalitat y el futuro gris que les espera al cumplir 18 años, en los que la mayoría se encontraran en la calle, pero sin permiso para trabajar.

El encuentro sirvió, además, para que las asociaciones que están trabajando con estos chicos explicasen sus experiencias. En ese sentido, el presidente de la Asociación DARNA,  Rachid El Younoussi, explicó que “nuestra experiencia en el Raval es única, desde el principio hemos apostado por el deporte como herramienta de inclusión social, empezamos hace 3 años y hoy tenemos un equipo de futbol 11 formado principalmente por migrantes sin acompañamiento familiar,  que están jugando en la liga de la Federación Catalana de Fútbol, además del equipo de fútbol sala. Desde la Asociación sabemos que el deporte es una de las herramientas más eficaces en la integración social”. El presidente recordó que el proyecto de fútbol no tiene, hasta la fecha, ninguna ayuda por parte de las administraciones. “Tenemos hasta que pagar por entrenar” se queja El Younoussi

Por su parte Zouhair El Hairan, de la junta directiva de Euro Arab explicó que  “la Festa del Marroc tiene como objetivo principal empezar una campaña de sensibilización hacia el colectivo de migrantes menores sin referentes familiares. Se trata de un colectivo estigmatizado e instrumentalizado, y es necesario poner énfasis en que se trata de menores y, en definitiva, niños que requieren de protección social e institucional.”

Para Aroa Ortega Ramon, periodista y activista de Euro Arab, “el encuentro es una oportunidad para reconocer la diversidad de nuestra sociedad. Y luchar juntos contra los estereotipos, esforzándonos todos, jóvenes llegados a BCN y vecinos, en conocernos. Que los jóvenes conozcan el contexto de la ciudad y los vecinos, el de los jóvenes que llegan”.

En definitiva, de lo que se habló, directa e indirectamente, es de la normalización. Para Jaouad, de 16 años, que llegó a España hace poco más de 6 meses y que ya está jugando en el  equipo de DARNA, no es más que eso, “lo que quiero yo y los demás menores es una vida como los demás niños. No pude hacer nada de eso en mi país, estoy aquí para aprender, estudiar y aportar a la sociedad de aquí».

Para Amina, de la asociación ex Menas, hay cosas inexplicables, “no puedo entender cómo, un joven que acaba de tener 18 años, se encuentra en la calle en un abrir y cerrar de ojos sin permiso de trabajo, si no se encuentra una solución al tema, en poco tiempo tendremos cientos de jóvenes en esa situación en nuestras calles”.

La fiesta contó con el grupo de música del joven Alí, un ex mena,  y  con el apoyo del restaurante el Manara situado en calle, llull n° 418 de Barcelona que se encargó de la comida Marroquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...