Al menos 22 muertos en una matanza en un Walmart de Texas

El supuesto autor, Patrick Crusius, tiene 21 y cometió el atentado de El Paso para denunciar la “invasión hispana de Texas”

Un hombre armado con un rifle ha entrado en una tienda Walmart en la ciudad de El Paso, en el estado de Texas, Estados Unidos, cerca de la frontera con México. El atacante ha matado al menos a 20 personas y ha herido a otras 26, según las autoridades.

Durante varios minutos de la mañana del sábado (hora local), los disparos se han escuchado desde el interior del establecimiento Walmart, cerca del centro comercial Cielo Vista en la zona este de la ciudad. “Texas se lamenta por la gente de El Paso”, ha declarado a los periodistas el gobernador del Estado, Greg Abbott. “En un día que habría sido un día normal para alguien ir de compras sin prisa, se convirtió en uno de los días más mortales en la historia de Texas”.

El diario estadounidense, The New York Times, ha relatado la situación vivida por algunos de los protagonistas. El rotativo ha contado la historia de Manuel Uruchurtu. El joven salía de la tienda cuando se iniciaron los disparos. “Vi gente llorando: niños, ancianos, todos en estado de shock. Vi a un bebé, de unos 6 a 8 meses de edad, con sangre en todo el abdomen”.

Los investigadores han identificado a Patrick Crusius, procedente de un suburbio de Dallas, como autor del atentado. El pistolero se entregó a la policía en los aledaños del Walmart. Las autoridades buscaban un manifiesto publicado por el mismo Crusius horas antes del ataque como respuesta a la “invasión hispana de Texas”. De hecho, la publicación exponía “los temores” de que los hispanos ganen poder en Estados Unidos y detallaba cuestiones operativas del futuro atentado.

El mencionado manifiesto contenía una regla antiinmigrante titulada “The Inconvenient truth” (“La verdad incómoda”). En el contenido, el responsable declara el apoyo al atacante que mató a 51 personas el 15 de marzo en Christchurch, Nueva Zelanda. El texto, de cuatro páginas, se publicó en el foro en línea 8chan, el mismo portal donde el autor de Christchurch anunció su ataque. “Los hispanos tomarán el control del gobierno local y estatal de mi amado Texas, cambiando la política para satisfacer mejor sus necesidades”. Además, añadía que los políticos son los culpables de que Estados Unidos “se pudra de adentro hacia afuera” y que “la gran población hispana en Texas nos convertirá en una fortaleza demócrata”.

El atentado de El Paso se trata del tiroteo múltiple más mortífero en terreno estadounidense desde noviembre de 2017, cuando 26 personas murieron en un tiroteo en una iglesia en Sutherland Springs, Texas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha comparecido, como siempre, en Twitter. “Los informes son muy malos, muchos asesinados”. Trump ha prometido “apoyo total del Gobierno Federal” a las autoridades estatales y locales.

El Paso, símbolo cultural y político de la Texas hispana

La ciudad de Texas ha mantenido los lazos y ha prolongado la sensación de doble nacionalidad, tanto estadounidense como mexicano, por su cercanía a nivel geográfico y su hermanda con Ciudad Juárez, en el país azteca. El Paso ha centrado la atención en la cuestión migratoria. En los últimos meses, miles de familias centroamericanas han llegado a la población texana y sus alrededores. Además, históricamente, generaciones de mexicoamericanos han llegado durante décadas, ya que se consideran más texanos que mexicanos.

Tras el tiroteo, las autoridades locales no querían anticipar posibles hipótesis del ataque. Sin embargo, el jefe de policía de El Paso, Greg Allen afirmó que el ataque “tiene el nexo con un crimen de odio».

Otro ataque en Ohio

El atentado en Texas se produjo horas antes de otro hecho en Dayton, Ohio. Aparentemente, este incidente no se ha perpetrado con las mismas motivaciones. El balance ha sido de 10 muertos y cerca de una treintena de heridos.

Estados Unidos ha registrado tres tiroteos con más de cuatro víctimas mortales en una semana. En lo que va de año, el país estadounidense ha sufrido más de 250 ataques múltiples con armas de fuego, más de 300 muertes y los heridos en las contiendas superan las 1.000 unidades.

De nuevo, los ataques reavivan el debate del uso de las armas de fuego en EEUU. De hecho, Texas es uno de los estados más laxos para la tenencia de pistolas: ni siquiera se necesita un certificado que demuestre que no se tienen antecedentes penales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...