Adiós a los antidisturbios La policía local de Barcelona se transforma y desaparece la unidad de antidisturbios (la USP). La Guardia Urbana creará una nueva Unidad de Refuerzo Policial y de Emergencias (URPE).

El cambio responde a una promesa electoral de Barcelona en Comú, por eso, y según Amadeu Recasens, comisionado de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, “lo que estamos haciendo es cumplir lo que ya anunciamos que haríamos».

Para Recasens “la ciudad tiene muchas situaciones que necesitan nuevas maneras de gestionar la seguridad, por eso el consistorio actualiza y moderniza la USP creando una nueva unidad, la URPE, que asumirá nuevas funciones que la ciudad necesita».

Pero la remodelación  ha recibido duras críticas por parte de algunos sindicatos. Para la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), “la alcaldesa actúa por motivos políticos ya que tiene un elevado compromiso con la CUP”. Para el sindicato, “con esta decisión la ciudad se quedará desprotegida, cuando estamos en un nivel de alerta que precisa de todos los medios de respuesta inmediata y especializada”.

Entre las nuevas funciones de la nueva unidad de la Guardia Urbana figuran atender la seguridad en grandes concentraciones, como los conciertos o festivales, apoyar a otras unidades policiales, o regular el tráfico y ayudar a las personas en grandes concentraciones. Además, esta nueva unidad apoyará a los agentes de barrio. En ese sentido, el comisionado de seguridad afirma que “será una unidad que tendrá mucha más proximidad con el territorio y con funciones mucho más proactivas de apoyo a los barrios, queremos que nuestra política de seguridad parta del concepto de proximidad, de hecho, la competencia del mantenimiento de orden público corresponde a los Mossos d’Esquadra, que ya tienen una unidad antidisturbios, la Brimo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...