Acto de presentación del Pacte Nacional per a la Interculturalitat La Generalitat de Catalunya impulsa el Procés Participatiu del PNI para construir una sociedad a partir de la igualdad, el reconocimiento de la diversidad y la interacción

La Sala de actos de la Secretaria de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat de Catalunya ha acogido la presentación del Pacte Nacional per a la Interculturalitat (PNI). El conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir El Homrani, ha presidido el acto celebrado el jueves en Barcelona. Entre otras intervenciones, la presentación también ha contado con la presencia del secretari de Igualdad, Migraciones i Ciudadanía, Oriol Amorós.

El PNI se forma a través de un proceso participativo en el que el Govern busca la inclusión de la diversidad de la ciudadanía catalana en dos fases muy definidas. La primera etapa se inicia con las sesiones de debate. La propuesta sirve para sentar unas bases sólidas y establecer unos puntos en común: de qué se dispone, dónde se estaba al principio, dónde se pretende llegar. Los encuentros comenzaron hace quince días y se prolongarán hasta mediados de 2020. Esto es, una reflexión de la interculturalidad y de su sentido para el reconocimiento real de la diversidad y la interacción.

La segunda parte del proceso se focaliza en el compromiso adquirido en esas sesiones de debate, un ciclo más práctico y no tan teórico como el primero. Esa especie de acuerdo significa responsabiliza a entidades (especialmente, en el seno de las propias asociaciones), las fuerzas parlamentarias, grupos de expertos y medios de comunicación. Estas jornadas se celebran en el espacio público y ayudan a personas que no asisten al debate, sociedad civil no organizada.

El Homrani en su intervención / InfoTalQual

El Homrani ha señalado que el inicio de este pacto es una voluntad ambiciosa, pero “no cierra la totalidad de los retos en materia de interculturalidad, de diversidad, de lucha contra la discriminación. Con el pacto, no cerraremos los retos que tenemos, pero queremos hacer una cosa que consideramos esencial”. Además, ha hablado de reflexión y toma conciencia: la diversidad no tiene recorrido sin la conciencia de la existencia de esta heterogeneidad. El conseller se ha dirigido a las entidades asistentes a la presentación destacando “la necesidad de preguntar-nos de forma colectiva -como comunidad- qué hacemos para interactuar y poner en valor la diversidad. Este es el reto del proceso participativo que queremos iniciar”.

En su intervención, el conductor del acto ha expuesto los motivos por los que el PNI se ha presentado en este momento: “Porque podemos hablar de migración. Si no somos capaces de hablar de interacción, de inclusión, de comunidad, nos dejamos la mitad del trabajo. Por eso, es necesario un diálogo honesto, diverso, y esto, a veces, cuesta en estos ámbitos” (…) “Y, básicamente, por otro elemento que considero el más importante: garantizar la cohesión social a partir del respeto a las diferencias”.

Amorós: la diversidad como factor intrínseco de la sociedad catalana y la idea de interculturalidad

Oriol Amorós, secretari de Igualdad, Migraciones i Ciudadanía, ha comentado que la diversidad no es únicamente una cuestión de creencias: “la tenemos y no sé si somos conscientes de valorarla y gestionarla adecuadamente” (…) “No sé está diciendo que el hecho migratorio no es solo presente, pasado y estructural, sino que también es seguro. Un hecho de futuro”.

Amorós ha defendido la idea de interculturalidad del Govern en tres puntos básicos: igualdad, conocimiento y reconocimiento e interacción. “Sin igualdad de oportunidades, la convivencia no será posible” (…) “La diversidad es un activo y la hemos de poner en valor. Reconocer la diversidad no implica, al contrario, renunciar a una identidad compartida y una cultura política comuna”.

El Homrani y Amorós en la presentación del Pacte Nacional per la Interculturalitat / InfoTalQual

Para el secretari, el pacto debe ser “práctico y traducirse a hechos concretos”. Amorós ha señalado la importancia del encuentro entre la Administración catalana y la ciudadanía. “Es un pacto en el que el gobierno hace una propuesta y la sociedad también: son vuestros compromisos. Lo que harán vuestras entidades por la igualdad, cómo reconocerán la diversidad, y qué harán para fomentar la interacción. El pacto quiere pedir un compromiso a la sociedad catalana para que todos digamos qué haremos por la igualdad y el reconocimiento de que somos una sociedad diversa y para fomentar el encuentro y la interacción entre personas de todos los orígenes”.

Además, ha defendido que la diversidad actual de Catalunya se debe a fenómenos estructurales desde hace muchos años. “Tres grandes ciclos migratorios de dimensiones similares que nos han llevado siempre, desde los años cuarenta, a tener un tercio de personas nacidas fuera de Catalunya. En la actualidad, estamos alrededor de un 36%. Un 19% de personas nacidas en el extranjero y un casi 17% en el Estado español”. Una constante que continúa porque, según el Amorós, un 10% de las personas nacidas fuera del territorio llevan menos de un año y ha remarcado un dato por encima de los anteriores: el 53% de los ciudadanos aún extranjeros, llevan más de 10 años viviendo en Catalunya.

En su intervención, el ponente se ha alejado de la simplificación de asociar personas extranjera y migraciones “Es totalmente incompleto. (personas extranjeras) Es también una manera de ser catalán o catalana”, ha apuntado. “Ya no hablamos de un hecho transitorio, sino intrínseco de la sociedad catalana. Del pasado, pero también del futuro. La estructura demográfica de las personas migradas y de las nacidas en Catalunya es diferente, complementaria e inseparable. Eso durará para siempre”, ha añadido con contundencia.

Este argumento le ha servido para defender la necesidad del Pacte Nacional per la Interculturalitat. “Es por eso que debemos hablar de un pacto: decir explícitamente que somos diversos y lo seremos”. En este punto, Amorós ha señalado el gran problema que urge una resolución inmediata: “la diversidad está muy ligada a la desigualdad. O, dicho al revés: la desigualdad está muy ligada con la diversidad”.

Desde la Secretaria de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía han destacado, constantemente, las ganancias de una sociedad diversa. “Los países ganan en todo: capacidad de relación, creatividad y emprendimiento. Pero, cuando no hay igualdad de oportunidades, se heredan las desigualdades de los padres, y entonces, los problemas se agravan. Lo hemos visto en Europa. Por tanto, no tenemos tanto tiempo por delante para evito que esto pase en Catalunya”, ha remarcado Amorós. Para el Govern, existen dos variables de estudio que muestran la injusticia entre las personas residentes en un mismo lugar: el género y el origen. Además, el problema llega a un número alarmante de ámbitos como la tasa de actividad o la de paro, los niveles de ingresos o el éxito escolar, entre otros.

Para ello, el modelo de interculturalidad en Catalunya debe alejarse de las cuestiones utilitarista porque se basarían en la asimilación, presente en otros estados europeos. Según Amorós, esta mirada tiene una connotación de superioridad donde “los elementos culturales de la ciudad de acogida se suponen más interesantes, útiles y superiores con a respecto a los que traen las personas que llegan”. Entonces, esa superposición genera desigualdad dentro de las sociedades.

Con el paso del tiempo, las sesiones de debate llegarán a puntos prácticos y a compromisos tácitos aplicable en todos los ámbitos, especialmente, en el tejido de las entidades y de la sociedad civil no organizada. El Pacte Nacional per la Interculturalitat se trata de un bien necesario y común que requiere la posición activa de la totalidad de la sociedad catalana para que esta connotación no tenga límites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...