61 mujeres de Manresa participan en un curso sobre ​​empoderamiento femenino. En el marco del proyecto sobre, ​​Coaching y empoderamiento de las mujeres, elaborado por la Comunidad Islámica del Bages, Mezquita al Fath, para el año 2019, se celebró el día 29 de enero de 2019 la inauguración del curso de formación: empoderamiento femenino.  Una propuesta para mujeres jóvenes, que ha contado con la participación de 61 mujeres.

El curso mencionado cuenta con el apoyo de la Fundación Pluralismo y Convivencia, la Secretaría de inmigración e Igualdad de la Generalidad de Cataluña,  la Dirección General de Asuntos Religiosos de la Generalitat de Cataluña,  la Unión de las comunidades Islámicas de Cataluña y el Ayuntamiento de Manresa.
El acto de inauguración contó con la presencia de Rosa López, Responsable de formación, en representación del Director de la Dirección General de Asuntos Religiosos de la Generalitat de Cataluña y experta en temas de Género; Cristina Cruz Mas: Concejala delegada de Empleo y Emprendimiento e Igualdad de la mujer; Mercè Rosich. Concejala delegada de Cohesión Social, Y  Mohamed El Ghaidouni,  presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Cataluña y Delegado de la Comisión Islámica en Cataluña. Además, al acto asistió la Responsable del Servicio de la Mujer del Ayuntamiento de Manresa; l’Unitat de Prevención contra la violencia de género de los Mossos de escuadra de la zona central de Cataluña, el Imán de la mezquita y los presidentes de las dos entidades islámicas de Manresa y otros profesionales del Ayuntamiento.
La palabra Bienvenida, pronunciada por Hanan Mohamed, Estudiante de Farmacia y participante en el curso, ha sido más exigentes y crítica hacia las instituciones y entidades religiosas: subrayó, desde el principio, que “las mujeres se sienten que sus voces permanecen ahogadas en un Océano de tópicos y estereotipos y bajo el oleaje de las básicas dificultades de integración (papeles, residencia, trabajo …). apenas no encontraron espacios para ser escuchadas y sus vidas se limitan, casi irremediablemente , en la isla de lo doméstico y familiar. Hay mujeres que no trabajan porque llevan un velo.

Según algunos estudios del Instituto de la mujer y la Dirección General de mujeres, mujeres musulmanas, más magrebí, trabajan, en su mayoría, en el servicio doméstico aunque muchas hablan perfectamente castellano o catalán y tienen estudios medios y Superior. Hoy la mujer musulmana sufre y se enfrenta a una triple discriminación: como mujer, como musulmán y, una parte importante, como inmigrante, todas estas barreras las impiden avanzar en la jerarquía social. “Añadió que” hasta la actualidad todavía hay personas que se sorprenden que mujeres inmigrante o mujeres musulmanas tienen altas calificaciones académicas o carreras universitarias “.
La valoración de esta formación ha sido muy positiva para todas las participantes, lo que se ha reflejado en la buena acogida entre las mujeres que han considerado “más importante que nunca, la realización de este curso”.

Al final de la primera sesión del curso y teniendo en cuenta el elevado número de participantes en esta formación, se ha decidido hacer dos grupos, de 30 mujeres cada uno, para garantizar un buen uso y aprovechamiento de esta formación que la comunidad islámica de Bages apuesta por consolidar de cara al futuro, además de promover un buen modelo para el resto de las demás entidades religiosas a nivel autonómico y estatal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibir las ultimas noticias


Email address
Seguro y libre de spam...